Skip to main content

Prueba

Prueba: nuevo Toyota Corolla. ¡Adiós al Auris!

Prueba del nuevo Toyota Corolla.

El sucesor del actual Toyora Auris volverá a llamarse Toyota Corolla. Es presentó en el Salón de París de este año, y nosotros ya nos hemos podido poner al volante de un modelo de preserie (se pondrá a la venta a principios de 2019) para contarte nuestras impresiones en esta primera prueba del nuevo Toyota Corolla. 

Este nuevo modelo se basa en la plataforma GA-C, que también surte al Toyota Prius. Con ella, aumenta el nivel de confort y, al mismo tiempo, proporciona un comportamiento más ágil. 

VÍDEO: El nuevo Corolla Touring Sports

Habrá otra variante familiar, la Touring Sports, con otras novedades: habrá dos versiones híbridas. Mientras que la de motor de 1,8 litros estará orientada al confort, la de dos litros tendrá un enfoque más dinámico. 

Nueva plataforma

Gracias a la nueva plataforma, el nuevo Corolla tiene un centro de gravedad más bajo que el Auris actual, y una suspensión multibrazo detrás. El compacto de Toyota crece ahora cuatro centímetros a lo largo, lo que beneficia sobre todo a la batalla. También es cuatro centímetros más bajo, lo que le da un aspecto más aplomado y deportivo. El frontal se distancia especialmente del modelo actual: la parrilla es más grande, con un nuevo enrejado. Los nuevos faros y pilotos traseros incorporan tecnología LED

Ya tuvimos ocasión de subirnos, en parado, al Corolla Touring Sports 1.8 híbrido. La sensación es bastante desahogada, y el cockpit es claro y legible, mientras que según el modo de conducción elegido (Normal, Eco o Sport), la iluminación cambia de color entre el azul y el rojo en la pantalla de la instrumentación combinada, de siete pulgadas.

Prueba del nuevo Toyota Corolla.

Pero hay cosas que no nos han gustado tanto: el botón de modo Eléctrico está un poco inalcanzable, delante de la palanca de la transmisión. En esta variante familiar, el maletero parte de unos muy generosos 598 litros, y tiene un suelo de carga plano.

¡Arrancamos!

Prueba del nuevo Toyota Corolla.

Pero veamos cómo se comporta. Para ello, hemos tenido la oportunidad de ponernos al volante de un modelo de preserie, en este caso el Corolla normal (no el familiar), con el motor híbrido de dos litros y 180 CV. 

¿Realmente ofrece el dinamismo prometido? En carretera, es un híbirdo con todas las de la ley, con sus ventajas y sus desventajas. En una conducción relajada, lo cierto es que tiene un rodar suave y silencioso, sin tirones. 

Los nuevos elementos de equipamiento, como el sistema de control de distancia con radar o los amortiguadores adaptativos ayudan a la sensación de confort general

Pero cuando piso a fondo para ejercer una conducción más dinámica, el motor se revoluciona y el ruido aumenta considerablemente. Aparecen los tirones, y eso, unido a que sus frenos y su dirección tienen un tacto bastante sintético, empaña cualquier pretensión de deportividad. Y es que las sensaciones de conducción generales son bastante artificiales.

No sé si aún están a tiempo, pero si realmente en Toyota pretenden que esta versión híbrida sea la dinámica, deberían darle un par de retoques. 

Más tecnológico

Prueba del nuevo Toyota Corolla.

Con el nuevo "Connected Services", el Corolla se pone al día en conectividad. Una superficie inductiva permite cargar el móvil sin cables. El sistema de 'infotainment' cuenta ahora con una gran pantalla de ocho pulgadas. 

En cuanto a los motores, hasta ahora Toyota ofrecía cinco de combustión y uno híbrido, pero con el Corolla, el panorama va a cambiar: solo habrá uno de combustión, un 1,2 litros gasolina de 116 CV. Y crecerá la paleta híbrida, con el 1,8 litros de 122 CV y el dos litros de 180 que hemos probado. 

¿Cuál es tu coche ideal?
 

Lecturas recomendadas