Skip to main content

Prueba

Coches 4x4

Prueba Subaru Forester 2022: el raro de la clase

Prueba del Subaru Forester híbrido 2022
Nota

8,0

Y ser el raro a veces está genial...

Es un modelo peculiar. Un coche para entendidos. En todo caso, una prueba diferente esta del Subaru Forester 2022. Porque se trata de una opción minoritaria dentro del segmento de los SUV, pero eso no quiere decir que sea una mala elección. Todo lo contrario.

Pero vayamos por partes. Hace 25 años que apareció la primera generación. En esa época ya había algún todocamino, como el Toyota Rav4, el Mitsubishi Montero iO o el Honda CR-V. Más allá de eso, poca cosa. Hasta que aterrizó el crossover japonés con un aspecto menos campero que el Mitsubishi y menos dinámico que el Toyota. El punto medio junto con el Honda...

... más o menos, porque a la tracción integral se le unían un par de atributos que lo hacían diferente: su motor bóxer y la reductora. No era muy bestia (1,45:1), pero junto a sus largos recorridos de suspensiones lo convertían en un modelo muy capaz fuera del asfalto.

Motor del Subaru Forester 2022

Motor del Subaru Forester 2022 híbrido

 

Lo cierto es que la historia ha demostrado que eso no es exactamente lo que buscan la mayoría de usuarios que optan por un modelo así, así que esto ha pasado a mejor vida. No así el motor bóxer, que como no puede ser de otro modo, se une a un sistema híbrido (que no mild hybrid) para conseguir la etiqueta Eco, bajar los consumos y emitir menos CO2 a la atmósfera.

Empiezo la prueba en autopista, donde el Forester rueda con suavidad y relativo silencio. No se escucha el motor, pero sí el aire. No molesta, pero es más de lo que me hubiera esperado de un modelo que no tiene techo de cristal. Las formas más cuadradas se cobran su peaje aquí.

Pero es algo que no merece demasiada atención. A 120 tienes régimen de unas 2.100 rpm, aunque puede variar porque, como es habitual en la marca, la transmisión se hace por medio de una caja CVT que aunque en agrado de conducción no es ideal, sí que es muy eficiente. 

A mí no me gustan nada las transmisiones de este tipo, pero tengo que reconocer que en Subaru han hecho un trabajo tremendo: el motor está bien aislado del habitáculo y cuando se revoluciona no se nota tanto, por lo que no arruina el confort de marcha.

Como buen bóxer de dos litros, el funcionamiento del Forester es suavecito y disfrutas del sabor a atmosférco; una isla dentro de los turboalimentados habituales. Sube de vueltas con tranquilidad, aunque le falta brío y echas en falta algo más que esos 150 CV que declara. Y le falta por dos factores: por un lado, el CVT y por otro, el peso: 1.656 kilos no son pocos.

Aun así, recibe la inestimable ayuda de un propulsor eléctrico de 16,7 CV y 66 Nm. No es mucho, pero al menos suma... Y, de nuevo, llegamos al mismo punto: si necesitas prestaciones puras, este no es tu coche.

¿Y cómo va en marcha?

Subaru Forester 2022

En este apartado, creo que el Subaru Forester 2022 es un coche cómodo para casi cualquier trayecto, ya sea urbano o interurbano y por supuesto para viajes largos. Ya no solo por ese aislamiento del motor cuando el CVT revoluciona este bloque de cuatro cilindros opuestos, sino por la postura y el accionamiento de todos los componentes.

En marcha disfruto de suavidad de manejo en la dirección, que es nueva y está recalibrada para una mayor precisión. No es un modelo con el que seguir a un Subaru WRX STI en un puerto de montaña, sino con el que disfrutar de una conducción tranquila.

Las suspensiones se encargan de recordarte que el Forester no está cómodo en cuando subes un poco el ritmo con cabeceos y balanceos. No es que tenga un mal set-up. Simplemente, que no es su cometido. Además, los ingenieros han cambiado el tarado de los muelles delanteros.

Lo mismo ocurre con los frenos. Están bien, pero el pedal tiene un tacto blando y en un uso intenso no tiene mucho feeling. Si vas tranquilo, ni lo notas. Y, de paso, tus acompañantes te lo van a agradecer.

¿Para campo? Si no te alejas mucho...

Como no puede ser de otro modo en un Subaru, cuenta con un sistema de tracción integral permanente y variable. Por eso decido alargar un poco más la prueba del Forester y encaro algunos caminos fáciles. Además, como llevo unos neumáticos puramente asfalteros, voy a poder probar qué tal funciona como 4x4 sin forzar demasiado porque llegarán antes a su límite.

Lo que más me llama la atención en caminos es que la suspensión es cómoda y la dirección no molesta con golpeteos. Además tiene dos modos de conducción, para nieve o caminos y para nieve espesa o barro (se desactivan a partir de 40 km/h y si bajas de 35, se encienden solos porque tienen 'efecto memoria'). 

El segundo modo es algo más extremo y desactiva el ESP. Y compruebo que funciona bastante bien cuando subo una cuesta rota con una profunda rodera. 

El Subaru Symmetrical All Wheel Drive System manda fuerza siempre a las ruedas que tienen más tracción y, de paso, disminuye la tendencia al subviraje o sobreviraje, algo que vas a apreciar en curvas con arenilla suelta, en caminos fáciles o carreteras nevadas.

Las ruedas enganchan bien y el sistema split-AWD cumple con lo que esperas: te saca del apuro siempre que este no sea extremo. Pero eso seguro que te lo podías imaginar...

¿Y el interior?

Bueno, los Subaru no son la alegría de la huerta en este aspecto, eso es algo que no te voy a descubrir. Pero, dentro de esa sobriedad, me gusta la disposición de los mandos, con varios 'pisos' de información: arriba, una pantalla de 6,3 pulgadas típica en Subaru y otra de ocho de manejo táctil como corazón del sistema de infotainment, que además es compatible con Android Auto y CarPlay.

Detrás, las plazas traseras son amplias. Los que vayan allí gozarán de buena visibilidad y de una postura que no está mal conseguida: quizá un tanto erguido, pero no creo que llegue a cansar durante mucho tiempo. 

Como es lógico, donde más tiempo he pasado en esta prueba del Subaru Forester 2022 ha sido al volante. El asiento de tela recoge bien la espalda y permite un apoyo natural y cómodo. Para mi gusto la banqueta es un poco corta, pero creo que ha mejorado mucho con respecto a modelos de anteriores generaciones.

En definitiva, creo que el Subaru Forester es una opción muy solvente dentro de un segmento copado por todo tipo de marcas, diseños y propuestas. Y, además, te permites el lujo de ser el raro de la clase. Pero el raro que mola. Y eso siempre gusta...

Conclusión

Lo mejor

Aspecto diferente, mucha amplitud interior, la tracción integral funciona muy bien, comodidad de marcha

Lo peor

El cambio CVT: pisas a fondo y pasan pocas cosas, aunque hay mucho ruido y vibraciones, tacto del freno esponjoso

Ver otros acabados de Subaru Forester
  • Precio

    35.400

  • Tipo de Motor

    Híbrido

  • Cilindrada

    1.995 cc

  • Par motor

    194 Nm /4.000 rpm

  • Potencia Conjunta

    150 cv /6.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    0 L / 1.779 L

  • Aceleración 0-100

    11,8 s

  • Velocidad máxima

    188 km/h

  • Consumo oficial

    8.1 l/100km

  • Garantía

    3 años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Etiquetas:

SUV híbridos

Y además