Prueba

Renault Clio RS Red Bull Racing: adiós al mejor utilitario

David López

13/11/2012 - 10:13

El Renault Clio RS Red Bull Racing es lo mejor del mercado si buscas sensaciones extremas: no hay nadie que te ofrezca tanto como este utilitario deportivo. Ahora, después de siete años en el mercado, llega la versión final de fiesta, el Red Bull Racing.

Si se te escapan unas lágrimas porque los franceses dejan de fabricar su Renault Clio RS Red Bull Racing, ¡eres de los míos! Estoy seguro de que piensas que este utilitario francés es uno de los coches más excitantes de los últimos años. Los chicos de Renault Sport saben mejor que nadie cómo fabricar modelos para que se te pongan los pelos de punta y el Clio RS Red Bull es una muestra de ello.

Ahora, para celebrar los éxitos de la escudería Red Bull Racing (ha ganado el campeonato de Fórmula 1 en 2010 y 2011) han lanzado al mercado esta versión limitada que, de paso, tiene todas las papeletas para ser el modelo fin de fiesta de este deportivo utilitario. Porque el coche de Renault está aguantado a una competencia como el Mini Cooper S, que apuesta por los motores de 1,6 litros turboalimentados. El francés pertenece a otra era, a la de los motores atmosféricos que les gusta moverse por encima de las 7.500 rpm.

Por supuesto, este Renault Clio RS Red Bull Racing lleva el conocido dos litros que es una muestra de cómo debe ser un bloque deportivo. Nada más arrancarlo se presenta con un sonido metálico que me recuerda, en cierta medida, al seis cilindros del BMW M3 E46. El propulsor de Renault no tiene bajos, es decir, a pocas vueltas notas como le falta fuerza y solo es a partir de 5.000 rpm cuando te empiezas a dar cuenta de que tienes 201 CV bajo al pie derecho. Justo en ese momento, este cuatro cilindros saca lo mejor de sí y pega un impresionante estirón hasta cerca de las 8.000 rpm que te deja el cuerpo pegado en el asiento. Un chasis endiablado: pocos placeres hay mayores que conducirlo al límite por una zona de curvas. Si lo mantienes por encima de las 5.000 vueltas tendrás la sensación de ir subido en un coche de carreras.

Una, otra curva... Este Renault Clio no se inmuta al enlazarlas: apuntas con la excelente dirección el eje delantero, lo metes dentro y el trasero te acompaña. Si quieres ir un poco más allá, te recomiendo a que uses el pie izquierdo. La centralita te permite seguir dando gas y puedes colocar la zaga tocando el freno ya que, por supuesto, el control de estabilidad es desconectable al 100%. Eso sí, ándate con cuidado que el coche va muy duro de suspensión, tiene poca batalla y sus reacciones son muy agresivas.

Pero aquí no acaban mis piropos para este Clio RS Red Bull Racing. Me encantan los frenos Brembo con pinzas de cuatro pistones. Tienen un tacto duro, muerden más fuerte que un 'bulldog' y no desfallecen por mucho que le des un uso extremo. Otro notable para el accionamiento de la caja de cambios, la precisión de la dirección... El RS Red Bull es tan bueno como deportivo que el único defecto que tiene es no ser un trasera. Que consuma mucho y sea incómodo son males menores.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre Renault

Renault Clio Clio RS

Acabados de Renault Clio RS 2013 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

8

Todo sobre Renault Clio

Buscador de coches