Prueba

Test en circuito: Smart Brabus. El peque se va de marcha

Luis Meyer

14/01/2017 - 08:30

El preparador de la marca Mercedes por derecho propio, Brabus, ha vuelto a meterle mano al más pequeño de la casa. En esta prueba en circuito del Smart forfour Brabus comprobamos si bajo si carrocería mínima esconde a un deportivo con todas las letras.

El Smart fortwo y el Smart forfour de la generación actual se han desarrollado junto con Renault. El cuatro plazas, de hecho, recibe su base técnica del Twingo. En uno como en otro modelo, la potencia máxima es de 90 CV. Hasta ahora. Prueba: Smart forfour Brabus.

Y es que hablamos de 109 CV, con cambio de doble embrague de serie. En el circuito, el motor de 0,9 litros turbo empuja con ganas, y con su propulsión trasera, no presenta problemas de agarre en la salida, cuando piso a fondo. Opino, sin embargo, que la transmisión de doble embrague del Smart forfour Brabus, en modo Dynamic, debería acortar aún más los tiempos de cambio, y echo de menos que estire más cada relación. Lleva levas en el volante y la función Race-Start, que mejoran un poco la situación pero, en mi opinión, las sensaciones puramente deportivas son otra cosa. En las curvas mejora algo percepción. Pasa con sorprendente agilidad y apenas balancea. Pero como el ESP se empeña se empeña todo el rato en que no me salga de mi trayectoria, y ni siquiera en circuito he podido desconectarlo, es una constante de cal, y otra de arena.

¡Enfrentamos al Smart forfour Brabus contra un Golf I!

A su favor hay que decir que no pierde la compostura ni en los cambios de apoyo más enérgico, y retoma siempre las rectas con absoluta nobleza. Pero lo que está claro es que, aun cuando su dirección es bastante comunicativa (aunque en un coche de estas características deberías serlo más), apenas te beneficias de las bondades de su propulsión. Vamos, que ni te enteras de que la fuerza va al eje trasero. Ni el mínimo deslizamiento, ni el mínimo juego con la zaga. Para el uso diario, sin duda este es el ajuste adecuado. Pero para pasarlo bomba dando un par de vueltas en circuito, hubiéramos deseado que pudiera desconectare el obstinado ESP. O al menos que, con el programa Dynamic activado, hubiera sido algo más tolerante. Los asientos deportivos, por su parte, tienen un aspecto magnífico, pero su agarre lateral es menor de lo que aparentan. 

Y ajora los aspectos positivos: su pintura específica, sus preciosas llantas, su techo panorámico... Aquí Brabus sí sabe cómo encandilar a sus clientes. Y para el día a día en ciudad, su reducidísimo radio de giro es una delicia: no hay hueco por el que no puedas pasar con este Smart. La pregunta es: ¿Merece la pena pagar más de 20.000 euros? Si quieres seguir buscando, encuentra tu coche en nuestro recomendador

Lecturas recomendadas

Todo sobre Smart

Smart ForFour ForFour

Acabados de Smart ForFour 2014 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Smart ForFour

Buscador de coches