Skip to main content

Prueba

Opel Grandland X 2.0 CDTi: ahora con 177 CV de potencia

Opel Grandland X 2.0 CDTi 177 CV
Nota

7

El Opel Grandland X 2.0 CDTi con 177 CV es la versión más potente de la gama Opel Grandland X 2018. Se trata de un SUV diésel que estrena un motor de 2,0 litros con los comentados 177 caballos asociado a un cambio automático de ocho velocidades. Ya está a la venta por un precio de 39.800 euros.

Aquí tienes la primera prueba del nuevo Opel Grandland X 2.0 CDTi. Es la versión más potente de la gama Opel Grandland X 2018. Hasta este momento, la gama estaba formada por el gasolina 1.2 Turbo de 130 CV (un motor de origen de Peugeot) y el diésel 1.6 CDTi de 120 caballos. Ahora llega el nuevo 2,0 litros diésel con 177 CV que eleva las prestaciones del SUV medio de Opel.
 
Pero aquí no se acaban las novedades, a partir de julio de 2018, se va a lanzar al mercado el Opel Grandland X 1.5 CDTi de 130 CV que utiliza el nuevo motor diésel del Grupo PSA que estrenó el Peugeot 308 hace unos meses. También se espera un motor de gasolina 1.6 Turbo con 180 CV. En un futuro, llegará un Opel Grandland X híbrido.

Vídeo: Opel Grandland X 2.0 CDTi 177 CV en movimiento

En estas líneas, nos vamos a centrar en el nuevo motor diésel de cuatro cilindros de 2,0 litros. Este motor, con denominación interna D20 DTH no tiene nada que ver con el propulsor del Opel Insignia Grand Sport. En el caso de la berlina, la potencia máxima es de 170 CV, el diámetro y carrera de los cilindros son diferentes y, sin duda, está basado en un motor del grupo PSA: los franceses, declaran 180 CV de potencia en su Peugeot 3008.
 
Los datos técnicos del Opel Grandland X son contundentes: 177 CV de potencia a 3.750 rpm, un par máximo de 400 Nm a 2.000 rpm y una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 9,1 segundos. La velocidad máxima es de 214 km/h y promete un consumo medio combinado de 4,9 l/100 km. Sin duda, un dato muy bueno para un SUV con un peso en vacío de 1.575 kilogramos asociado a un cambio automático (por convertidor de par) de ocho velocidades.
 
También me ha llamado la atención la buena capacidad de arrastre del Opel Grandland X 2.0 CDTI de 177 CV: hasta un máximo de 2.000 kilos. Sin duda, podrás transportar un coche clásico como el Opel Monza sin problemas.
 
 
He podido probar el nuevo Opel Grandland X diésel de 177 CV por las carreteras del País Vasco durante dos jornadas. El rendimiento de este motor es sobresaliente, empuja con mucha energías desde pocas revoluciones y, sin duda, hace muy buena pareja con el cambio automático de ocho velocidades: los cambios de marcha se realizan con suavidad y rapidez. Algunos compañeros criticaban que no llevara levas para cambiar desde el volante. ¿Sinceramente? No creo que sean necesarias. Otra historia diferente es su estuviéramos hablando de un coche como el próximo Opel Insignia GSi.
 
No creo que el Opel Grandland X diésel de 177 CV sea un coche interesante dentro de la gama. Con el 1.6 CDTi de 120 o el próximo 1.5 CDTi de 130 caballos tienes más que suficiente. Eso si, si tu idea es tirar de un remolque portavehículos o una caravana, encontrarás un buen aliado con el Opel Grandland X 2.0 CDTi de 177 CV. Por cierto, el tipo de tracción es siempre delantera pero cuenta con el sistema IntelliGrip que, mediante la electrónica, proporciona un mejor agarre.
 
Otra de las cualidades del nuevo Opel Grandland X es el paquete de equipamiento Ultimate que incluye elementos como la tapicería mixta de tela y símil cuero, las ópticas delanteras de iluminación adaptativa AFL Full LED, el sistema Navi 5.0 IntelliLink con una pantalla táctil de 8” o las llantas de 19 pulgadas. El Opel Grandland X 2.0 CDTi ya está disponible en los concesionarios por un precio de 39.800 euros.
 

Conclusión

Lo mejor

Rendimiento del nuevo motor diésel, suavidad del cambio de marchas, capacidad de arrastre, equipamiento de serie Ultimate

Lo peor

Sistema de navegación poco intuitivo, precio de venta elevado, solo con tracción delantera

Lecturas recomendadas