Prueba

Opel Cabrio 1.4 Turbo: que corra el aire

Luis Guisado

20/08/2013 - 10:50

El Opel cabrio 1.4 Turbo parece que cumple con las expectativas que han generado en la marca: aseguran que compite con un Audi A5 Cabrio o un BMW Serie 3. ¿Están exagerando?

El Opel Cabrio intenta ir un paso más allá que sus rivales. Nace para rivalizar contra los descapotables premium de su misma longitud. Porque se acerca a los 4,7 metros de largo y deja atrás esos 4,5 metros en los que se mueven los VW Golf Cabrio o Peugeot 308 CC.

Opel deja de lado el nombre Astra en su denominación y pone el punto de mira sobre el BMW Serie 3 Cabrio. ¿Se pasa de ambicioso? Pues los primeros kilómetros me llevan a pensar que no. Está muy bien insonorizado (al nivel de un Audi A5) y los materiales o acabados que descubro me convencen. Y, para rizar el rizo de la práctica, el maletero alcanza los 380 litros con el techo puesto.

¿Qué toca ahora? Pues descapotar y empezar la marcha. La cubierta del Opel Cabrio se guarda en el maletero y pierdes 100 litros de capacidad. Además, comienzan a aparecer algunos puntos flacos.

Opel Cabrio capota de lona

¡Con capota de lona! La operación de plegado dura 17 segundos

Porque arranco su motor 1.4 turboalimentado (muy silencioso, de nuevo) y a los pocos kilómetros me pregunto si en este Opel Cabrio 1.4 Turbo la ‘T’ es de Turbo o de otra cosa. Desde el principio le noto perezoso, le cuesta bastante respirar a pleno pulmón. Recuperar no es su fuerte y eso penaliza el consumo medio, porque para sacar lo mejor de la mecánica hay que forzar las revoluciones.

En el Opel Cabrio es mejor, mucho mejor, su nivel de confort y comportamiento. Leo en su ficha técnica que es un 21% más rígido que el anterior Astra Twin Top y siento que por dinámica vuelve a colocarse entre los premium.

Sin duda, montar la misma geometría delantera del Astra GTC le ayuda mucho al Opel Cabrio. Cuando probé este modelo ya advertí del tremendo paso hacia el frente que habían dado en materia de comportamiento y ahora se están beneficiando de ello los nuevos.

Del Opel Cabrio 1.4 Turbo me gustan también la dirección (rápida y directa) y la respuesta de los frenos, que se detienen en distancias muy buenas. Peor es la experiencia si tienes que frenar bruscamente... y ves cómo todos los pequeños objetos acaban por el suelo, porque apenas dispone de huecos el interior.

Detalles de usabilidad aparte, lo que tengo claro tras recorrer más de 600 kilómetros con elOpel Cabrio 1.4 Turbo es que es un descapotable muy serio y superior a lo habitual en la clase generalista. Todo un acierto de compra...


Lecturas recomendadas

Todo sobre Opel

Opel Cabrio Cabrio

Buscador de coches