Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba a fondo del nuevo Mercedes S 500. Vuelve a subir el listón

Prueba del Mercedes Clase S
Nota

9

Nos ponemos al volante del nuevo Mercedes Clase S, en su versión híbrida con motor de 435 CV. Y vuelve a marcar nuevos estándares en tecnología, comportamiento y lujo

La puerta del conductor del nuevo Mercedes Clase S se cierra con un sólido clic. Aparte del leve crujido del asiento de cuero de alta calidad, no se oye nada en el habitáculo. No proviene ni una brizna de ruido del exterior. 

Eso no cambia después de arrancar el seis cilindros en línea. El generador de arranque eléctrico le da al motor del S 500 tanta potencia que incluso en el rango de revoluciones más bajo, este Mercedes, que pesa más de dos toneladas, se pone en marcha sin sacudidas ni vibraciones a la más mínima insinuación del acelerador. 

Cockpit del nuevo Clase S
La agilidad y el aplomo de su nuevo eje trasero direccional son abrumadoras

El motor de 435 CV zumba discretamente de fondo y solo penetra en el habitáculo del conductor con el sonido típico de los seis cilindros durante el kickdown o en modo Sport. ¡Bienvenido al mundo de la nueva Clase S! Los predecesores eran buenos en eso, pero la undécima generación ha alcanzado un nuevo nivel en términos de lujo. Es un buen paso por delante de la competencia.

Así rueda

Fuera, el mundo empieza a pasar cada vez más deprisa, casi en silencio. Solo se pueden escucha un poco el viento a la velocidad máxima alcanzada sin esfuerzo de 250 km/h

Zaga del nuevo Clase S
La respuesta al acelerador es instantánea

Y eso es algo impresionante para un vehículo tan grande, de al menos 5,18 metros de largo y 2,11 metros de ancho. 

La nueva aerodinámica en la parte delantera y los tiradores de las puertas retráctiles reducen el coeficiente de resistencia al aire a un notable 0,22. Significativamente más espuma en la carrocería significa que cada palabra susurrada se puede entender claramente en la nueva Clase S. 

¿Aún más ágil que un Clase A?

Los movimientos de cabeceo, balanceo y elevación apenas se notan en el sedán. El chasis adaptable se encarga silenciosamente de las grietas y agujeros en la carretera. Una minimización de la fricción permite que los componentes respondan aún más rápido. Mercedes no utiliza cojinetes de goma en parte y se basa en articulaciones. También permiten un ángulo de dirección de hasta diez grados para las ruedas traseras. Los ejes traseros de la competencia no son tan ágiles.

Lateral del nuevo Clase S
Por fuera, no cambia mucho respecto a la generación anterior

Cuando el eje trasero y el eje delantero giran en la misma dirección, garantiza una mayor estabilidad y suavidad a velocidades superiores a 60 km/h. Cuando lo hacen en sentido contrario, garantizan una mayor maniobrabilidad a velocidades inferiores a 60 km/h. 

Los pequeños movimientos de dirección permiten que el Clase S gire rápidamente con una exactitud sorprendente en un coche de este tamaño. 

Faros del nuevo Clase S
Luces digitales, que logran que tu vista no se fatigue lo más mínimo de noche

Incluso en garajes de estacionamiento estrechos, no es necesario que sudes la gota gorda en las maniobras para evitar rayones gracias al eje trasero direccional. Una vez que te acostumbras, la Clase S se puede conducir con precisión y se siente como un automóvil compacto al maniobrar.

Tecnología, tecnología y más tecnología

El sistema operativo MBUX ha sido revisado, y el control por voz es más intuitivo que nunca: es lo más parecido a mantener una conversación fluida con tu coche. La pantalla principal OLED de 12,8 pulgadas está organizada de forma tan ergonómica y el menú es tan ordenado e intuitivo que cada movimiento tiene una respuesta instantánea.

Pantalla del nuevo Clase S
El manejo de todos los elementos de control es táctil o por voz

Inicialmente, puede producirse una ligera sobreestimulación para los ojos cuando se utiliza el head-up display de realidad aumentada (AR) y el cuadro de instrumentos 3D (1148,40 euros) al mismo tiempo. Mucha información, a veces redundante, aparece en diferentes niveles espaciales del campo de visión, como si mirara el mundo a través del casco de Iron Man. Pero a esto, uno se acostumbra enseguida, y tengo que decirte que el nivel de control de todos los elementos es espectacular. 

Cockpit digital del nuevo Clase S
Toda la información que necesitas, de un vistazo

Otra opción que me ha encantado: las luces digitales opcionales. Esto significa que 2,6 millones de píxeles iluminan la oscuridad y minimizan significativamente el estrés al conducir de noche.

Conclusión

Estática del nuevo Clase S
Sin duda, el nuevo Mercedes Clase S vuelve a ser un estándar de lujo y tecnología

Si quieres tener el vehículo más moderno en términos totales, puedes elegir cualquiera de sus motorizaciones con total confianza, y tal vez ahorrar un poco en este apartado e invertir el dinero en opciones como AR head-up display, las luces digitales y la dirección del eje trasero.

Conclusión

Lo mejor

Lujo, tecnología, acabados, comportamiento, silencio de marcha, motor, prestaciones

Lo peor

Precio de compra y de extras muy elevados. ¿Pero qué esperabas en un coche así?

Ver otros acabados de Mercedes Clase S
  • Precio

    140.200

  • Tipo de Motor

    Híbrido

  • Cilindrada

    2.999 cc

  • Par motor

    520 Nm /1.800 rpm

  • Potencia Conjunta

    435 cv /6.100 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    550 L / 0 L

  • Aceleración 0-100

    4,9 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    8.2 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Etiquetas:

Berlinas Lujo Superlujo

Y además