Skip to main content

Prueba

He probado el nuevo Mercedes Clase A 200, cuatro razones para comprar y una para pensar

Precio Mercedes Clase A 2018
Nota

9

Un pequeño GTI... con estrella

Una semana de prueba del Mercedes Clase A 200 da para mucho y sirve para comprobar hasta dónde ha cambiado Mercedes. Bueno, más bien hasta dónde ha vuelto a cambiar, pues el Clase A nacido en 2012 ya supuso toda una revolución frente al anterior, sobre todo en diseño. La marca alemana se había quedado bastante anquilosada en está materia y ese Clase A sirvió para revitalizar su imagen y carrocerías, con un diseño más fresco, moderno y atrayente. En esa línea continua el Clase A de 2018, uno de sus coches que me ha gustado más en directo que en foto. Sí, la ver sus primeras imágenes y vídeos pensé que era continuaste, pero antes de subirte a él, cuando lo ves en directo descubres un modelo más bajo, afilado y deportivo. Gusta. 

1. Por el diseño del nuevo Clase A de Mercedes


Mide 4,4 metros de largo y casi 1,8 de nacho, pero la cota más llamativa es su escaso 1,24 de altura, que le confiere un aspecto muy deportivo. Sigue las bases de diseño que mostró el nuevo Mercedes CLS y destacó una parrilla con los datos mucho más rasgado y rectangulares que le da mucha personalidad. Los faros LED y las luces de circulación diurna con forma de antorcha completan una imagen muy atractiva, que e convierte en el primer factor de compra a su favor.

Nuevo sistema de infoentretenimiento del Mercedes Clase A 2018

2. Un interior del Clase A más moderno


Impresiona en la oscuridad. Las tonalidades azules del interior, sumadas a un cuadro de mandos totalmente digital y a la pantalla central táctil integrada a continuación de (por fin se ha eliminado la pantalla en forma de capilla que se colocaba encima de la consola central) cambian pro completo la impresión de su cuadro de mandos y le sitúan por encima de Audi o BMW en términos de presentación. Según equipamientos, puede montar tres configuraciones: dos pantallas de 7 pulgadas, una de 7 y otra de 10,2 y , en tercer lugar, dos de 10,2. Con estas dos grandes pantallas puedes manejar el MBUX, otra de sus grandes novedades. Lo que no me termina de convencer es el farragoso manejo del sistema de infoentretenimiento: le falta botones de acceso directo y acciones ensillas como seleccionar una emisora son demasiado complicadas.

No te pierdas: Mercedes Clase A contra todos

3. Motor del Clase A 200


Tiene chispa, alegría y una entrega de potencia muy progresiva, algo que unido a la suavidad y al silencio de marcha hacen al motor de este A200 una de sus grandes virtudes. Se trata de un propulsor gasolina de cuatro cilindros en línea y baja cilindrada (1.332 cc), pero que entrega 163 caballos de potencia más que suficientes para mover con soltura los 1.355 kilos que declara en báscula. Más todavía asocia a un cambio automático DCT de siete velocidades, que dosifica realmente bien las relaciones y tiene un doble carácter según elijas el modo sport o el Comfort. En el primero estira las relaciones al máximo y dota a este Clase A de un toque deportivo muy apreciable. Entre los puntos fuertes está el consumo incluso en está configuración, pues es difícil superar los 7 litros/100 km de media real.

Con su MBUX


4. Comportamiento del nuevo Clase A


El nuevo Clase A de Mercedes ha ganado mucho en dinámica y este modelo, dotado de la terminación AMG, que cuesta 1.280 euros y (además de numerosos aditamentos estéticos y llantas de 18 pulgadas) incluye el tren de rodaje con altura rebajada y una dirección más directa. Si unimos esto con el modo Sport del motor tenemos un Mercedes que se divierte enlazando curvas con precisión, sin apenas balanceo y transmitiendo una sensación de control en todo momento. Es un pequeño GTI camuflado, que pone la guinda si empiezas a manejar la potencia desde las (pequeñas) levas al volante.

5. Aspectos prácticos y económicos del Mercedes Clase A


Vistas sus grandes virtudes a nivel de rendimiento y dinámica, nadie es perfecto y el Mercedes Clase A tiene en los aspectos más prácticos sus principales debes. Las plazas traseras son demasiado estrechas y recomendables para solo dos adultos y el depósito de gasolina de solo 43 litros limita la autonomía. Esta plagado de ayudas a la conducción, pero no me ha gustado como funciona la alerta de cambio de carril, pues entra de forma demasiado brusca. En cuanto al precio, pienso que es un poco caro por 31.400 euros, si vemos que un Audi A3 de similar motorización cuesta 27.100 euros y un BMW Serie 1 con 14CV más se queda en 31.000 euros.
 

Conclusión

Lo mejor

Rendimiento del motor, comportamiento dinámico muy aplomado

Lo peor

Espacio limitado en las plazas traseras, precio frente a sus rivales

Lecturas recomendadas