Prueba

Prueba Infiniti Q30 2016: compacto premium para sentirse diferente

Enrique Trillo

25/05/2016 - 18:41

El nuevo Infiniti Q30 destaca por un diseño muy atractivo, tanto fuera como dentro –gracias en gran medida a su enorme parecido con el Mercedes GLA– y un gran comportamiento dinámico.

Sobre el nuevo Infiniti Q30 2016 no solo recae la enorme responsabilidad de hacer crecer a la marca Infiniti en Europa, el mercado más difícil por su alto nivel de competividad, sino también en Estados Unidos y China. Y es que en el Viejo Continente es donde el Infiniti Q30 2016 tendrá que batirse el cobre con rivales de mucho cuidado, como el Audi A3, BMW Serie 1, Lexus CT, Mercedes Clase A o incluso la referencia del segmento compacto, aunque algo alejado –por abajo- en cuanto a precio se refiere: el Volkswagen Golf. Pero ojo con esto que voy a decir: "Aquí llega un modelo digno de rivalizar con los fabricantes alemanes, ya que los supera en exclusividad, es incluso más barato y su calidad da fabricación es realmente buena"

 

Cinco rivales de cuidado del Infiniti Q30

Una tremenda responsabilidad, sin duda, pero el nuevo Infiniti Q30 ha nacido con cierta estrella, y no sólo porque la marca se ha volcado en dotarlo de los mimbres necesarios para poder dar un puñetazo en la mesa de los compactos premium, sino porque al pertencer Infiniti a la Alianza Renault Nissan, ha tenido acceso a tecnologías e incluso 'algo más' para que el Q30 pueda luchar de tú a tú con sus rivales. Para empezar, ese 'algo más' es visible: el diseño. Nadie en la división de lujo de Nissan lo va a admitir, pero los parecidos más que razonables entre el Infiniti Q30 y el Mercedes Clase A y/o sobre todo con el GLA son más que evidentes –la Alianza Renault Nissan y Mercedes firmaron hace seis años un acuerdo por el que, además de intercambiar el 10% de las acciones respectivamente, comparten tecnologías y mecánicas– . En cualquier caso, a mí no me disgusta nada esa realidad, pues el Infiniti Q30 2016 cuenta con un diseño que entra por los ojos. Su aspecto de SUV compacto pero sin serlo –se da la circunstancia de que el Infiniti Q30 contará el año que viene con la variante SUV, el QX30, que se diferenciará del Q30 por los pasos de rueda y otras rasgos distintivos en los paragolpes delanteros y traseros– le otorga un atractivo indiscutible. La zaga, sobre todo, me ha encantado, con esas líneas musculadas que le otorgan de un aspecto imponente.

Se trata de un vehículo compacto, que mide 4,4 metros de largo y que está disponible con tracción delantera o integral. Por fuera es un coche que llama la atención y que da impresión de ser incluso un crossover, porque da la sensación de ir muy elevado. ¿Sensación? No, es una realidad, ya que tiene una altura libre al suelo de 17,3 centímetros (14,3 en el caso de la versión Sport), es decir, que es incluso más alto que un SUV compacto como el Mercedes Clase A. Y si te preguntas qué pasará entonces con el QX30, es decir, la que sí será variante todocamino de este compacto premium japonés, anota, porque su altura libre al suelo será superior a los 20 centímetros, un dato que solo son capaces de superar modelos de mayores dimensiones y con un claro enfoque todoterreno.

Interior del nuevo Infiniti Q30 2016

El aspecto exterior del Infiniti Q30 tiene su correspondencia también en el interior. Por dentro impresiona la calidad de fabricación con la que está hecho, lo bien que ajustan todos los elementos y el lujo que tienen los materiales empleados en el habitáculo. Si tuviera que ponerle algún pero al interior sería el del espacio disponible, ya que resulta un poco estrecho y si lo eliges con techo solar, el hueco disponible a lo alto se ve ligeramente limitado. Eso sí, el maletero tiene unas formas muy aprovechables y ofrece una capacidad de 370 litros, lo cual no está nada mal.

Si fuera los parecidos con el Mercedes Clase A o el GLA eran más que razonables, en el interior no son parecidos, son 'igualdades'. Y es que fruto de la Alianza Renault Nissan –y sus correspondientes acuerdos con Daimler– en el interior del Infiniti Q30 se pueden encontrar elementos que se pueden encontrar en el Mercedes Clase A, como, por ejemplo, el ajuste de los asientos delanteros, el reglaje de los espejos retrovisores exteriores o incluso en lo que al tipo de letra de las informaciones del ordenador de viaje: es exactamente el que utiliza Mercedes en todos sus modelos. Por lo demás, el interior del Q30 destila elegancia, calidad y modernidad; es un ambiente de primera. Los asientos, ya sean los bacquets del Q30 S (también suministrados por el grupo Daimler) o los de las versiones normales, agarran a la perfección, mientras que el espacio en las plazas traseras no es para tirar cohetes, pues para una persona de 1,82 m como yo resulta algo justo, pero en cambio hay más cambio para la cabeza que en el Clase A gracias a que la caída del techo es menos pronunciada en el Q30. El maletero, por su parte, cubica 368 litros, algo menos que el Golf, pero casi el mismo que el Audi A3 –3 litros más que éste, en concreto–, la verdadera referencia para el Q30, según explicaron a AUTOBILD.ES los responsables de Infiniti España.

Al volante del nuevo Infiniti Q30 2016

El Infiniti Q30 2016 está disponible con cinco motores: tres gasolina, 1.6t de 122 y 156 CV y el 2.0 DIG de 211 CV (de la variante S), y dos diésel, el 1.5 d de 109 CV –procedente de Renault aunque con el 'toque' Mercedes– y el 2.2 turbodiésel de 170 CV, que también monta el Q50. Llega el momento más esperado: ponerme a los mandos del nuevo Infiniti Q30 2016. Para empezar, comienzo a lo grande, pues me pongo al volante del Q30 S, la variante deportiva de la gama, que monta el citado 2.0 DIG de 211 CV, acoplado con el cambio automático DCT de 7 relaciones, del grupo Daimler. Encontrar la postura ideal al volante la consigo casi sin despeinarme. Arranco y nada más iniciar la marcha siento sus poderosos 211 CV. La transición entre relaciones es muy rápida, y en caso de que quiera cambiar más rápidamente, las levas en el volante me lo ponen fácil. ¿Y el consumo? Bueno, es la variante S , y dándole la alegría que se merece el Q30 S, he logrado un consumo de 9,1 litros...

El aspecto del gasto de combustible cambia considerablemente al probar el Q30 con el motor 1.5d, de origen Renault. Fíjate que al principio me daba la sensación que este motorcito de 109 CV iba a ser un pelín escaso para este compacto de Infiniti, pero, ¡caramba!, este motor es la bomba. Quizá fuera más agradable y a la altura de un modelo premium con el 1.6 dCi de 130 CV, pero el 1.5d cumple con nota, quizá un poco rumoroso.

 

Este 1.5d es el motor diésel más vendido del mundo, así que no hace falta volver a incidir en su calidad y fiabilidad. Es un propulsor que resulta suave y agradable de conducir y que mueve al Q30 con cierta soltura, aunque unido al cambio manual de seis velocidades, cuyos recorridos son especialmente largos en quinta y sexta velocidad, resulta muy perezoso si lo dejas caer de vueltas. Y si lo vas a conducir en carreteras secundarias, será mejor que juegues con el cambio en los adelantamientos y zonas reviradas para que te demuestre de lo que es capaz. En cuyo caso, también sacará a relucir su lado más ruidoso. No obstante, para el resto de situaciones, es un motor muy recomendable y en esta primera toma de contacto ha arrojado un gasto medio de combustible de poco más de cinco litros.

Por su parte, el 2.2d de 170 CV con cambio DCT de doble embrague, es un motor de origen Mercedes con una respuesta muy completa. Su consumo no es exagerado y su respuesta mucho más enérgica. Además, resulta menos ruidoso que el 1.5d, porque viene de fábrica con el sistema Active Noise Cancellation, que emite una frecuencia a través de los altavoces del coche para neutralizar las vibraciones y el sonido del motor. Me parece muy interesante, pero hay que tener en cuenta que está disponible desde 33.900 euros, así que la diferencia de precio es considerable y es como para pensarlo.

Dinámicamente hablando el Q30 es confortable, con unas suspensiones duras (son un 7% más rígidas y 1,5 mm más cortas que en la versión normal) pero no por ello incómodas para el pasaje. Según explican los responsables de Infiniti, el equipo de Desarrollo probó más de 50 tipos de ajustes de la suspensión hasta dar con el adecuado para el Q30. Para ponerla a prueba qué mejor las distintas superficies que presenta el centro de Lisboa (Portugal), plagado de tramos de adoquines. Y desde luego que el Q30 filtra de muy bien, no tanto como un Mercedes Clase S, pero el pasaje no sufrirá. Al llegar las curvas, la cosa se pone emocionante, pero su precisa dirección y el excelente calibrado de las suspensiones hacen que enlazar curva tras curva sea coser y cantar. Debo reconocer que sorprende su buena pisada, pese a su altura libre al suelo y eso que las unidades que he tenido ocasión de conducir no montaban la suspensión deportiva que es un punto más firme. No muestra apenas balanceo y su dirección, bastante directa, te ayuda a guiarlo justo por donde tú quieres.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Infiniti Q30 1.5D 7DCT. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20 000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece AXA, por 405 euros.

Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería la de AXA. Cuesta 263 euros con franquicia de 260 euros.

Precio del nuevo Infiniti Q30 2016

El nuevo Infiniti Q30 2016 se fabrica en Sunderland (Inglaterra), en la misma fábrica donde se ensambla en Nissan Qashqai, del que ya se aceptan pedidos aunque no estará en los concesionarios hasta después de Semana Santa de 2016, tendrá un precio muy atractivo para el modelo de acceso (1.6t de 122 CV): 24.900 euros, lo que es una factura sumamente interesante, teniendo en cuenta que estará al nivel del Audi A3 1.2 TFSI de 110 CV, Lexus CT 200h y bastante más barato que los 27.800 euros del Mercedes Clase A 180. Aunque la opción realmente interesante es la del 1.5d, que con descuento, Plan PIVE y Financiación está disponible desde 23.900 euros. A eso se le llama llegar con estrella...

Infiniti Q30 1.6t - 24.900 euros 

Infiniti Q30 1.6t Premium - 28.600 euros 

Infiniti Q30 1.6tc Premium 7DCT - 33.100 euros

Infiniti Q30 2.0t Sport 7DCT (AWD) - 42.900 euros

Infiniti Q30 1.5d - 26.700 euros 

Infiniti Q30 1.5d Premium - 28.600 euros 

Infiniti Q30 1.5 Premium 7DCT Q30 1.5d Sport - 30.800 euros 

Infiniti Q30 1.5d Sport - 31.700 euros 

Infiniti Q30 1.5d Premium Tech - 33.200 euros

Infiniti Q30 2.2 Premium 7DCT - 33.900 euros

Infiniti Q30 2.2 Premium 7DCT (AWD) - 36.150 euros

Infiniti Q30 2.2 Sport 7DCT -  37.200 euros 

Infiniti Q30 2.2d Premium Tech 7DCT -  38.600 euros

Infiniti Q30 2.2d Sport 7DCT (AWD) - 39.500 euros

Infiniti Q30 2.2d Premium Tech 7DCT (AWD) -  40.900 euros

Precio Promo Infiniti Q30 1.5d - 23.900 euros

Hemos probado 1 versión del Infiniti Q30

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Todo sobre Infiniti

Infiniti

Rivales del Infiniti Q30

Buscador de coches