Skip to main content

Prueba

Prueba Audi R8 RWS, 999 unidades con tracción trasera

Traccion trasera

La noticia fue del aplauso de los más puristas: el Audi R8 RWS con tracción trasera era una realidad. Y aquí tienes la prueba. Lo cierto es que si eres de los que prefiere un deportivo de propulsión frente a uno con tracción integral, corre, porque Audi solo ha puesto a la venta 999 unidades. Sí, es una edición limitada que se pondrá a la venta en todo el planeta. 

Traccion trasera

¿Cómo se distingue al R8 RWS?

A simple vista puede parecer un Audi R8 normal, pero hay detalles que lo delatan. Desde el lateral, el sideblade superior (en el Coupé) está acabado en color negro brillante, mientras que el inferior es del mismo color que la carrocería. Las grandes tomas de aire con aletas verticales y los faros LED flaquean una parrilla Singleframe que va pintada en negro mate de forma específica. Y ya que he nombrado los faros, el R8 RWS de Audi también se ofrece con luces láser en opción, que, como dato, doblan el alcance de las luces largas.

VÍDEO: El Audi R8 Coupe RWS, ¡sonido real!

La banda deportiva opcional del Audi R8 Coupé V10 RWS está inspirada en el Audi R8 LMS GT 4; de color rojo Misano, recorre el capó, el techo y la sección trasera. La carrocería es la misma que la que conocías hasta ahora: el nuevo Audi R8 V10 RWS mide 4,42 m de largo y 1,94 m de ancho, tanto la versión Coupé como el Spyder. En el Audi R8 Coupé V10 RWS, el peso se reduce a 1.590 kg, lo que son 50 kg menos que el Audi R8 Coupé V10 con tracción quattro, que requiere componentes adicionales, como el árbol de transmisión, el embrague multidisco y el diferencial del eje delantero. Es un factor decisivo y coherente con el concepto de construcción ligera del bastidor, realizado con un diseño ASF (Audi Space Frame). 

Te puede interesar: Duelo entre un Audi R8 Spyder y un Porsche 911 Cabriolet


El motor que va asociado a este R8 de tracción trasera es el más modesto si de modesto tiene algo el V10 central de 540 CV, con un par máximo de 540 Nm a 6.500 rpm. Con este bloque FSI de 5,2 litros, el Coupé acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 s (Spyder: 3,8 s) y alcanza una velocidad máxima de 320 km/h (Spyder: 318 km/h). Para los más friáis, aquí va un dato que os va a encantar: el orden de encendido es el siguiente: 1–6–5–10–2–7–3–8–4–9.

Traacion trasera

Otra cosa que no cambia: al motor de diez cilindros está acoplada a una caja de cambios S tronic de 7 velocidades. Sus transiciones son rapidísimas y es una verdadera gozada tener un cambio así bajo tus órdenes: obedece al instante, puedes bajar varias marchas de golpe y sus relaciones logran extraer toda la energía al motor. 
Y ahora vamos con lo importante. ¿Cómo se siente este Audi R8 tan especial? La respuesta es fácil. Tengo una ruta por delante con un buen puñado de kilómetros. Arranco el motor V10 con el botón rojo del volante. El estruendo lo inunda todo. Ya no hacen motores así, y me temo que esta será la última generación de bloques atmosféricos de tanta cilindrada. Me imagino que en el futuro la sobrealimentación también llegará a este icono de automóvil.

Traacion trasera

Así es como se comporta

Juego con las levas del volante para ponerme en marcha. De momento todo parece en su sitio. En aceleraciones controladas no noto que sea un tracción trasera puro. Solo siento la fuerza sobre mi espalda y el ímpetu de los 540 Nm de par parapetándome hacia delante. 
Los 50 kilos que se ahorra esta versión RWS tampoco los noto. ¿O sí? Llegan las curvas y desconecto una de las dos etapas del control de estabilidad para ver cómo se comporta la zaga. En seguida me doy cuenta de que llevo un juguete entre manos que pide guerra. Se la voy a dar. Acelero a fondo, sin compasión a la salida de una curva y las ruedas traseras de 325 sobre llanta 19 pierden el duelo con el motor y dibujan sobre el asfalto una firma negra de goma que tardará mucho en quitarse. Me ha sorprendido que en ese modo la electrónica te permita hacer tanto. Mis manos se vuelven rápidas para dejar todo en su sitio ayudado siempre en última instancia por la electrónica. 

Traacion trasera

Las siguientes curvas me las tomo con un poco más de calma, pero poco a poco voy ganando confianza con un coche que no está pensado para driftar, aunque sea capaz de derrapar como un demonio. El Audi R8 busca la eficacia, el paso por curvo más rápido y difícil.
AL tener tracción sobre el eje delantero, te exige que seas más prudente con el pie derecho a la salida de las curvas. Si te pasas, la electrónica hará trabajos extra para que no te des la vuelta. Lo bueno es que la dirección es tan rápida que con un rápido y eficaz movimiento del volante puedes controlar las pequeñas deslizadas del tren trasero. 
A mi particularmente me parece una pasada tener que conducir con esas limitaciones, porque con la tracción quattro puedes acelerar antes, puedes hacerlo con miramientos, sin condescendencia. Con el Audi R8 RWS 2018, tienes que calcular cuanto gas vas a abrir en cada momento, porque los 540 CV son demasiado para que un solo eje absorba su fuerza. 
¿Conclusión? Audi ha acertado con este versión. Un R8 de tracción trasera limitado a 999 unidades y directo al corazón de los más puristas de la conducción. Y también de los que gustan de tener en sus garajes algo exclusivo y único. ¿Precio? te va a sorprender, pero es más barato que la variante quattro. El Audi R8 RWS Coupé cuesta 168.500 euros y el R8 RWS Spyder, 183.520 euros.Ya están a la venta.

Ver otros acabados de Audi R8
  • Precio

    223.560

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    5.204 cc

  • Par motor

    560 Nm /6.500 rpm

  • Potencia

    610 cv /8.250 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    112 L / 226 L

  • Aceleración 0-100

    3,2 s

  • Velocidad máxima

    330 km/h

  • Consumo oficial

    17,5/9,3/12,3 l/100km

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Etiquetas:

Coches deportivos

Y además