Skip to main content

Prueba

Prueba: Audi A4 2020. Un facelift que cambia muchas cosas

Prueba Audi A4 2020
Nota

8

Mercedes Clase C, tienes un problema

Es la nueva versión de un best seller. Con su nueva faz, la berlina media de Audi llega de nuevo tres volúmenes, Avant y en la variante aventurera, el Allroad. Con el facelift, la marca pretende sobre todo aumentar su deportividad, y también su confort, como hemos comprobado en esta prueba del Audi A4 2020. 

En el frontal del Audi A4 revisado enseguida llama la atención que la parrilla single-frame crece claramente a lo ancho. Este es el S-Line, que se reconoce por su característico panal, en lugar de las clásicas franjas. Añade también nuevas luces diurnas, que eso sí, cuestan un extra. Otro elementos del S-Line son esta franja de entrada de aire entre el capó y la parrilla, que ya conocemos del Audi A1 y el R8, y se trata de un homenaje al Sport quattro. Pero no es un elemento decorativo sin una función operativa. 

VÍDEO: Todos los detalles del facelift

El lateral también llama la atención poderosamente, porque también desprende dinamismo. Y es que esta línea que antes continuaba del capó hacia atrás, ahora se corta abruptamente, y además se hunde en la aleta, lo que la vuelve aún más llamativa.  No extraña que en la versión S-Line sea más deportivo, pero el A4 también puede ser más elegante en sus diferentes acabados:entre todos ellos, diferencias estarán en el morro, las llantas o las entradas de aire.  En la zaga las diferencias son más leves. Hay nuevos gráficos en los pilotos, una nueva banda que los une, y nuevas formas para el paragolpes integrado. 

Así es por dentro el nuevo A4

Y quien quiera un exterior deportivo y un interior más decente, puede tenerlo. Audi lo llama “Design Selection”. Pero por la individualización, hay que pagar bastante dinero. Aparte de todo esto, el cockpit también se ha revisado. En algunas áreas, incluso de forma radical. 

Prueba Audi A4 2020

La ergonomía es como acostumbra la marca: todo está donde esperas, aunque ahora falta una cosa: la rueda de control. En su lugar, el manejo del infoentretenimiento es por esta pantalla táctil, o por el control de voz. Personalmente, encuentro el manejo de la pantalla fantástico, es como el de un smartphone, mientras que el de voz tiene sus limitaciones. Puedo decirle destinos de navegación o cambiar emisoras de radio, pero no puedo activar ninguna función importante del vehículo, como por ejemplo el climatizador. 

Con reminiscencias del Audi A6... y del A8

Por otro lado, el sistema más avanzado con estética de panel negro, como el del Audi A8, el Q8 o el Audi A6, no lo tenemos aquí. Por eso el manejo del clima sigue siendo con ruedas y botones, y el sistema de navegación por la pantalla ya lo conocemos del modelo anterior. Se ha refrescado, pero no es radicalmente nuevo. Pero no olvidemos que su rival directo, el Mercedes Clase C, aunque también ha recibido un facelift, no lleva el sistema MBUX.  Pasemos al espacio interior. Como antes, suficiente para piernas y cabeza, y los acabados son como acostumbra, muy sólidos. 

Cuando llegue al mercado, tendrá todas las variantes de gasolina con mild hybrid y dos litros turbo. El 40 TFSI rinde 190 CV y 320 Nm, el 45 TFSI, 245 CV y 370 Nm, y el gasolina de acceso, el 35 TFSI, rinde 150 CV y 270 Nm. Y es el único motor acoplado a un cambio manual. Sus hermanos, más potentes, llevan de serie la caja s tronic de siete velocidades. Luego están los motores diésel: como 40 TDI con dos litros y cuatro cilindros rinde 190 CV y 400 Nm, y como 45 TDI llevará un tres litros V6.

¡Arrancamos!

Yo estoy al volante del Audi A4 40 TDI, con 190 CV y 400 Nm de par. El modelo de prueba tiene tracción quattro, aunque también lo hay como delantera. En total se puede elegir entre cuatro chasis:  Standard, Sport, uno adaptativo con tarado confortable, como el que tenemos aquí, y otro adaptativo con un enfoque más deportivo.

Prueba Audi A4 2020

La motorización de nuestro coche en esta prueba del Audi A4 2020 es más que suficiente, y en estas carreteras de montaña empuja con brío y bastante silencioso, y en unión con el chasis adaptativo y la tracción quattro tengo en todo momento control absoluto sobre el coche, incluso en curvas cerradas. En genera es un compañero de viaje relajado, que ofrece un confort máximo para el día a día. La dirección logra una buena combinación de suavidad y reacciones directas, de modo que no exige esfuerzos en viajes largos, pero también me da sensación de control en carreteras como esta. 

Los cambios del Audi A4 allroad 2020

El A4 es técnicamente impecable, como ha demostrado nuestro test de los 100.000 km: la versión actual logró la mejor nota. Así que también es duradero. Pero a quien le guste un toque rústico, está la versión Allroad para salir del asfalto. 

Da igual desde donde lo mires: es más alto, concretamente, en 35 milímetros. Y tiene además un modo ‘offroad’ especial, esto es, un chasis específico con regulación de la amortiguación. Estéticamente, encontramos los típicos protectores de los pasos de rueda, unas ruedas 12 milímetros más grandes, una vía delantera 6 milímetros más ancha y, detrás, 11 milímetros. Pero una cosa importante es que esta variante solo existe como Avant, lo que implica un maletero muy cómodo: cubica 455 litros y, con los asientos abatidos, llega a los 1.495. 

Precio del Audi A4 2020

El nuevo Audi A4 se pone ya a la venta y las primeras unidades llegarán al mercado en septiembre. Los precios van oscilar entre 38.060 y 55.320 euros. Todavía no hay tarifas para el nuevo S4.

 

 

Conclusión

Lo mejor

Calidad de acabados superior y confort de rodadura

Lo peor

El precio es algo elevado, algo que también pasa con las opciones

Y además