Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Todo lo que necesitas saber para conducir en un carril adicional

Carril adicional

Aquí tienes todo lo que necesitas saber para conducir en un carril adicional, una medida muy utilizada para descongestionar el tráfico en situaciones puntuales.

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y, como tal, se esperan miles de desplazamientos en toda España, con las consecuencias que ello conlleva, como los mejores y peores días para viajar en Semana Santa, o las medidas que habitualmente pone en marcha la Dirección General de Tráfico para evitar accidentes y controlar las aglomeraciones. En este último aspecto es en el que hoy te traigo todo lo que necesitas saber para conducir en un carril adicional.

No te pierdas: El super radar que controla ¡ocho carriles!

Los carriles adicionales son habituales en carreteras convencionales congestionadas. Se ponen en marcha también en autovías y autopistas para facilitar la circulación del tráfico y hacer más sencilla la circulación, evitando los temibles atascos. Para habilitarlos, se recurre a dos técnicas diferentes que solemos ver muy a menudo en las carreteras españolas:

  • En carreteras convencionales: en carreteras de dos carriles y doble sentido, se aprovechan los arcenes para dividir los carriles en y extraer un carril extra que estará dividido del resto por conos.
  • En sentido contrario: en autopistas y autovías, se aprovecha el carril doble en sentido contrario para habilitar el carril adicional necesario para la circulación. En uno de los diferentes cruces habilitados en la autopista, se extrae un nuevo carril ‘restándolo’ del que circula en sentido contrario.

Medidas que debes seguir para conducir en carriles adicionales

Los desdoblamientos o carriles adicionales deben estar debidamente señalizados e indicados con antelación para que puedas utilizarlo en caso de ser necesario u obligatorio. Además, existen una serie de medidas de obligatorio cumplimiento que debes seguir para conducir en carriles adicionales, los cuales afectan al tipo de vehículo que pueden utilizarlo, a los límites de velocidad y a la iluminación del vehículo.

En el vídeo que la DGT publicó hace tiempo y que encontrarás más arriba se resumen a la perfección todas estas medidas, pero a continuación las vamos a reunir de nuevo:

¿Qué tipo de vehículos pueden utilizar un carril adicional? 

Todo tipo de vehículos pueden utilizar un carril adicional en carreteras convencionales. Sin embargo, no todos los vehículos pueden utilizarlo cuando se trata de un carril en sentido contrario. Según el código de circulación, tan solo los turismos sin remolque y las motocicletas tienen acceso a este tipo de carriles.

¿Cuál es el límite de velocidad?

El límite de velocidad suele estar indicado a la entrada del carril adicional o el carril en sentido contrario. Por norma general, el límite se establece a 80 km/h, pero también existe un límite inferior que no debe ser rebajado para facilitar la función principal de este carril, la descongestión del tráfico. En este caso, no se debe circular por debajo de 60 km/h.

¿Debo llevar las luces encendidas?

Así es. En ambos tipos de carriles es obligatorio circular para todo tipo de vehículos con las luces de cruce encendidas tanto de día como de noche.

Lecturas recomendadas