Patrocinado por:

Práctico

¿Sabes conducir sobre suelo mojado?

¿Sabes conducir sobre suelo mojado?

Noelia López

11/15/2014 - 16:50

En otoño, la calzada puede estar resbaladiza por muchas razones y conducir sobre suelo mojado es muy peligroso. Aquí tienes unos consejos para evitar riesgos

Cuando el otoño empieza a hacer de las suyas bajan las temperaturas y llueve con más frecuencia. Para muchas personas puede que sea la estación perfecta para coger el coche e irse a disfrutar de la naturaleza, pero no hay que olvidar los riesgos que el mal tiempo entraña para la conducción. Conducir en suelo mojado no es fácil. Una carretera de montaña puede convertirse en una auténtica pista de patinaje y la lluvia favorece el aquaplaning, una situación que impide que el agua situada entre los neumáticos y el suelo sea desalojada. 

En estas dos situaciones, la adherencia de las cubiertas baja considerablemente y aumenta la probabilidad de que el coche derrape y se produzca un accidente.

Apunta también estos consejos para conducir en invierno

Si tu vehículo no tiene control de estabilidad y no quieres resbalar, avanza primero sin acelerar. Una vez que estés en movimiento, ya puedes empezar a pisar el acelerador progresivamente. Eso sí, recuerda que la suavidad con los pedales es fundamental en ambos casos, así que deberás tener mucha paciencia.Por suerte, la mayoría de los vehículos cuentan con la ayuda de sistemas de seguridad activa como el ESP (Sistema de Control de la Estabilidad), que, por cierto, es obligatorio desde el 1 de noviembre. Salir de parado sin que las ruedas patinen será más fácil con un coche que lo incorpore, ya que el ESP corta la inyección para que no llegue un exceso de potencia a las ruedas.

Son muchos los factores que hay tener en cuenta al circular por superficies resbaladizas, pero si los interiorizas evitarás más de un susto.

Cuidado con las hojas 

Es una situación muy común en esta época del año: circular por una carretera cubierta de hojas, sobre todo si esta transcurre por un bosque o montaña. Puede que sea muy agradable para la vista, pero no para tu seguridad al volante. Cuando llueve, algo usual durante el otoño, la hojarasca se vuelve realmente resbaladiza y puede convertirse en un arma letal; de esta forma, el paisaje de cuento puede pasar a ser una pesadilla. Las hojas reducen considerablemente el agarre de los neumáticos al asfalto y son tan peligrosas como si hubiera una capa de nieve sobre la calzada. Si te encuentras con este panorama, tendrás que agudizar al máximo tus sentidos. Reduce la velocidad y sé muy cuidadoso.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches