Skip to main content

Práctico

Motor

Cómo quitar el hielo del parabrisas sin dañar el cristal

Hielo en parabrisas

Sumergidos en las primeras olas de frío del invierno 2020-2021, llega el momento de recordar algunos consejos prácticos relativos a la conducción y el mal tiempo. Además de saber cómo conducir con frío, nieve o viento fuerte, es muy recomendable tener claro cómo quitar el hielo del parabrisas sin dañar el cristal.

Si buscas por Internet, encontrarás muchos trucos caseros que prometen facilitar el trabajo de retirar el hielo del parabrisas (frotar el cristal con una patata pelada, rociarlo con vinagre...). No todos funcionan y, lo que es más importante, los hay que aunque parezcan efectivos pueden resultar perjudiciales para el cristal. 

Si tu coche duerme a la intemperie y no quieres que te toque rascar a primera hora de la mañana, lo más sencillo es proteger el parabrisas con un plástico sujeto con los limpiaparabrisas. Siempre es mejor un plástico que un cartón ya que con la humedad el cartón quedará pegado al cristal.

Cómo quitar el hielo del parabrisas de forma rápida y segura

A continuación repasamos los consejos de los expertos para quitar el hielo del parabrisas sin dañar el cristal:

  • Arrancar el motor, conectar la calefacción con el ventilador y dirigir el flujo del aire hacia el parabrisas. Hay que hacerlo de forma gradual y nunca esperar a que el motor adquiera temperatura antes de encender la calefacción, el cambio brusco de temperatura puede rajar el cristal
  • Usar un producto descongelador. Aunque es la solución más cara, también es la más eficaz ya que evita la formación de hielo. Los expertos de Carglass aconsejan aplicar en el parabrisas un tratamiento específico repelente de líquido e insectos que, además de mejorar sustancialmente la visibilidad diurna y nocturna en situaciones de lluvia, evita la congelación de las lunas en condiciones no muy extremas y facilita la retirada del hielo
  • Rociar el parabrisas con alcohol. El alcohol tiene un punto de congelación inferior al agua; si la capa de hielo no es muy gruesa es una buena solución; en caso contrario, habrá que utilizar una rasqueta para eliminar el hielo
  • Rascar el hielo que se ha adherido al cristal: Lo ideal es hacerlo con una rasqueta de plástico, pero en caso de no disponer de una, se puede utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico (mejor si carece de valor). No debe utilizar instrumentos metálicos ni de materiales que puedan arañar el cristal.
Hielo en parabrisas
  • Accionar el limpiaparabrisas después de haber eliminado el hielo, nunca antes
  • No olvide retirar también el hielo de los faros. En coches con faros halógenos, debería bastar con encender las luces durante un tiempo. Pero las modernas tecnologías de iluminación o los halógenos con un diseño que separan mucho la parábola del cristal protector, requieren que retiremos el hielo a mano.

Lo que NO debes hacer

  • Descongelar el parabrisas con agua muy caliente o con el aire de la calefacción a temperatura elevada, puede dañar el cristal seriamente por el cambio brusco de temperatura, provocando su rotura. Este efecto se intensifica notablemente si el parabrisas tiene un impacto. Carglass ha realizado pruebas en las que ha comprobado que con una temperatura externa de -10º C, el 81% de los parabrisas con un impacto se rompió en menos de cinco minutos tras encender la calefacción. A -5º, esa tasa es del 70% e incluso a 0° C sigue siendo del 59%
  • No es recomendable accionar los limpiaparabrisas cuando el cristal está helado, pues se daña la superficie de las escobillas, que dejarán marcas en el cristal cuando llueva
Hielo en parabrisas
  • Es aconsejable rociar el parabrisas con alcohol, pero no se debe llenar el depósito de líquido del parabrisas con alcohol porque puede estropearlo
  • Echar sal. La sal evita la congelación, pero no descongela; además, puede arañar el cristal y corroe la chapa

Y además