Patrocinado por:

Práctico

7 problemas mecánicos que puedes descubrir escuchando

7 problemas mecánicos que puedes descubrir escuchando

Aarón Pérez

19/05/2016 - 12:16

Los 7 problemas mecánicos que puedes descubrir escuchando pueden evitar males mayores o que acabes tirado con el coche averiado. Actualmente, la tecnología y los avances en la industria han permitido que la fiabilidad de los coches vaya en aumento, pero recuerda que son máquinas, y que las máquinas se siguen estropeando. Una buena agudeza auditiva puede ser el reclamo perfecto para saber anticiparte.

No te pierdas: Mantenimiento preventivo del coche: así se evitan averías

Los 7 problemas mecánicos que puedes descubrir escuchando pueden evitar males mayores o que acabes tirado con el coche averiado. Actualmente, la tecnología y los avances en la industria han permitido que la fiabilidad de los coches vaya en aumento, pero recuerda que son máquinas, y que las máquinas se siguen estropeando. Una buena agudeza auditiva puede ser el reclamo perfecto para saber anticiparte y evitar alguna de las cinco averías más caras que puede sufrir un coche.

Pero entrenar el oído para ser capaz de prever averías no es tarea fácil. Solo quien conduce un mismo coche a diario y durante bastante tiempo crea esa capacidad para detectar irregularidades que tal vez pueda ahorrar unos cientos de euros a tu cuenta bancaria, como este aparato para detectar averías antes de que se produzcan, al igual que alargará la vida útil de muchas de las piezas y componentes de nuestro coche.

Chirrido al frenar

Escuchar un chirrido al frenar puede significar que las pastillas están gastadas o los discos necesitas ser revisados o reemplazados. Cuando las pastillas de freno se comunican de forma incorrecta, se genera calor y ruido a consecuencia de ello. Algunos fabricantes incluso incorporan un avisador acústico que nos advierte de que las pastillas han llegado al final de su vida útil. Por otro lado, también pueden ser los discos los que se encuentren muy desgastados o estén deformados o dañados. En cualquier caso, deben reemplazarse.

Ruido de desgaste al frenar

En este segundo caso, el problema se repite. Si escuchas este ruido más metálico, puede que las pinzas o los pistones estén rozando contra el disco. No debes pasar por alto demasiado tiempo este fallo ya que tanto las pinzas como el sistema hidráulico podrían dañarse a causa de las pastillas desgastadas. Si a uno de los dos lados de la pinza, la pastilla no tiene nada de ferodo, esto afectará directamente sobre el disco de freno.

Traqueteo del tubo de escape

Si escuchas un traqueteo del tubo de escape, puede haber un orificio o agujero en el sistema de escape. Es sencillo reemplazar uno de los componentes que lo forman, a excepción de los colectores, pero sin embargo si se aprecia un ruido parecido a un montón de piedras que se sacuden dentro de una lata, el convertidor catalítico que reduce las emisiones de tu coche está averiado.

Silbidos bajo el capó

Si se aprecian silbidos bajo el capó, los niveles del refrigerante son peligrosamente bajos o existen fugas. Debes encontrar la fuga o fugas en primer lugar. Encontrar evidencias de que exista una en el motor y el radiador. Si hay vapor o un olor perceptible, es una fuga de anticongelante. No lo dudes, llama a la grúa si tienes este problema.

Chirrido bajo el capó

Este sonido es señal de que la correa de transmisión necesita ser sustituida. La correa es la encargada de transmitir la potencia del motor a la dirección asistida, el alternador y el aire acondicionado. Cuando la banda se desgasta hace un sonido agudo, especialmente cuando se arranca el coche o se revoluciona. Su reemplazo es sencillo, pero si se rompe, podría sobrecalentar el motor y perder la dirección asistida con los peligros que ello conlleva.

Ruido al circular o de rodadura

Si se aprecia este tipo de sonido puede significar que sus neumáticos están llegando al final de su vida útil al estar muy desgastados, o que los cojinetes de alguna rueda requieren ser sustituidos. Una buena forma de comprobarlo es al circular por una carretera en buen estado, con buen pavimento, y si al iniciar un cambio de carril escuchamos este sonido característico, los cojinetes estarán en su peor día.

Ruido y golpes en la parte trasera

Si se aprecian ruidos y golpes en la parte trasera del vehículo, esto puede significar que el escudo térmico del silenciador está suelto. Por suerte, el procedimiento para solventar este problema es tan sencillo como apretar un tornillo. Se trata de un perno y está situado en el tubo de escape, justo donde el escape se encuentra con el suelo del coche. Todo lo que necesitas hacer es apretar el tornillo o los tornillos que se hayan aflojado.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches