Patrocinado por:

Práctico

5 partes del coche que debes revisar por el frío

5 partes del coche que debes revisar por el frío

Rebeca Álvarez

10/02/2016 - 08:45

Estamos en invierno y las bajas temperaturas son protagonistas. Si no quieres sorpresas, no te olvides de las 5 partes del coche que debes revisar por el frío. Baterías, neumáticos, líquidos y aceite son algunos de los componentes que debes tener en cuenta para resistir a las inclemencias del tiempo en esta estación del año.

Te interesa: 10 trucos para conducir con viento fuerte

El invierno y las condiciones meteorológicas que en esta estación se producen requieren que prestes atención a 5 partes del coche que debes revisar por el frío.  En esta época del año,  los vehículos se ven afectados por las temperaturas bajo cero o las nevadas, que aumentan las posibilidades de que el vehículo sufra una avería, impidiendo que circulemos con normalidad o incluso puede obligarnos a interrumpir nuestro viaje.

Por evitar sorpresas desagradables, ALD Automotive pone de manifiesto la importancia de proteger tu coche contra el frío. Las cinco partes del coches que debes revisar por el frío son las baterías, los neumáticos, los líquidos y el aceite, las luces y el parabrisas; estos componentes requieren más atención y mantenimiento para que las bajas temperaturas no afecten al vehículo, pues el frío puede dañar la mecánica.

Echa un vistazo a estas recomendaciones para mantener tu vehículo en perfectas condiciones y así poder enfrentarte al invierno con tranquilidad y seguridad. Más vale prevenir que curar...

1. Baterías:

Según los expertos, las baterías suelen descargarse o dar problemas a partir de los 3 años de la compra, pero durante el invierno sufren más, provocando incluso que el motor no arranque. Para evitar estas situaciones, sigue estos consejos para cuidar la batería del coche; se recomienda estar atentos a estas señales y en caso de detectar alguna anomalía, acudir a un taller profesional. Asimismo, se aconseja limpiar la tapa y los bornes con un paño antiestático, evitando descargas accidentales. Por último, revisar si hay una buena conexión eléctrica, examinando los bornes de conexión y apretándolos, es otra de las recomendaciones. 

2. Los neumáticos:

No te pierdas: Cinco neumáticos de invierno por menos de 100 euros

Constituyen otro de los elementos más importantes en esta época, por al ser el único nexo de unión entre coche y asfalto. Es fundamental comprobar la presión de los mismos para garantizar su frenada y adherencia y verificar la profundidad del dibujo del neumático (nunca inferior a 1,6 mm).

Si es correcta, estos serán capaces de evacuar eficazmente el agua en caso de lluvia, evitando así el riesgo de sufrir un aquaplaning. No olvide la existencia de neumáticos específicos de invierno, que dependiendo de la zona por la que circule el vehículo, pueden ser muy aconsejables. Si no, que le pregunten al protagonista de este vídeo la importancia de los neumáticos de invierno...

3. Los líquidos y el aceite:

Es necesario revisar el nivel del líquido refrigerante/anticongelante, pues estamos ante uno de los fluidos más importantes en esta época. Consigue mantener la temperatura óptima de funcionamiento del motor y es recomendable sustituirlo una vez alcanzados los kilómetros marcados por el fabricante del vehículo. Además de conocer el estado del líquido, también se aconseja estar pendiente del nivel del aceite

4. Las luces:

Durante el invierno, los faros se empañan y por tanto, pueden ensuciarse. Se recomienda comprobar su funcionamiento y regularlos correctamente para que cuando circulemos, la visibilidad no se vea reducida, evitar deslumbramientos y que los otros conductores puedan vernos. Ya sabes, el principio de 'ver y ser visto'.

5. El parabrisas:

Esta zona del vehículo debe mantenerse limpia para evitar que la suciedad impida la visión correcta de la carretera. Además, se recomienda comprobar que el limpiaparabrisas limpia correctamente. El invierno es la época del año en la que más utilizamos este elemento, por tanto, se aconseja cambiarlo en caso de que su eficacia no sea la óptima y comprobar el nivel del líquido limpiaparabrisas. ¿Sabes cuál es la manera más rápida de desempañar el limpiaparabrisas?

Estos consejor para sobrevivir al invierno con tu coche son generales, pero el cuidado de tu vehículo también dependerá de si este está aparcado al aire libre, pues entonces sufrirá más que los que están guardados en garajes.

Si tu coche duerme 'al raso', es aconsejable contar con un rascador o rasqueta en el interior del vehículo para eliminar el hielo producido durante la noche. También es recomendable encender el motor, activar la calefacción y dirigir los aireadores hacia el parabrisas para reducir levemente la capa de hielo, evitando dañar al parabrisas. 

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches

Más de Consejos de conducción en invierno

Cómo conducir con niebla

¿Sabes cómo conducir con niebla? En este artículo te damos las claves y una serie de consejos para practicar…