Logo Autobild.es

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV: cómo el motor rotativo vuelve para crear el SUV PHEV que querrás conducir cada día

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV

Ofrecido por Mazda

El Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV es la nueva versión de este SUV compacto japonés, la cual aumenta claramente sus capacidades gracias a una mecánica que regresa más de 10 años después para ponerse al servicio de la electrificación: el motor rotativo.

Hablar del motor rotativo es hablar de Mazda. Durante décadas, el fabricante japonés ha sabido explotar las cualidades de esta mecánica en modelos tan icónicos como el Mazda RX-7 y ahora vuelve en el nuevo Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV con un nuevo objetivo: formar parte de una inteligente solución de movilidad sostenible.

El Mazda Cosmo Sport de 1967 fue el primero de la marca en montar un motor rotativo y fue en 2012 cuando vimos por última vez esta mecánica, con el Mazda RX-8. Sin duda, los tiempos han cambiado desde entonces, pero esta tecnología vuelve a ganar relevancia en el último SUV PHEV de la compañía, con una configuración que aúna las ventajas de los coches eléctricos y de los híbridos enchufables.

Un motor rotativo de un solo rotor de 830 cc con una anchura de 76 mm es la clave del MX-30 e-Skyactiv R-EV. Su tamaño le permite situarse en el mismo vano motor de la versión 100% eléctrica, pero su presencia y la de una batería de celdas de ion litio de 17,8 kW lo cambia todo para llevar a este modelo a otro nivel.

Motor del Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV

La peculiaridad de esta versión está en la función de este motor rotativo, ya que esta vez no se dedica a mover el coche, sino a funcionar como generador para el motor eléctrico de 170 CV. Así, la movilidad cero emisiones sigue presente en todo momento, pero las capacidades aumentan y el uso diario es más cómodo.

Al conducir esta variante del Mazda MX-30, simplemente con pequeñas cargas y en un uso convencional, te moverás solo con la energía de su motor eléctrico. En un punto de carga rápida a partir de 36 kW, podrás pasar de un 20% a un 80% de capacidad en unos 25 minutos; con una carga de corriente alterna de 11 kW, podrás recargarla por completo en 50 minutos; en una carga monofásica de corriente alterna de 7,2 kW, solo necesitarás 1 hora y 30 minutos.

De esta forma, con la batería al 100% tendrás 85 kilómetros de autonomía y hasta 110 kilómetros en ciudad, de manera que los desplazamientos diarios habituales pueden quedar cubiertos. Eso sí, gracias al motor rotativo podrás recorrer hasta 680 kilómetros, de manera que jamás verás limitada tu movilidad.

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV

Con estas características, las capacidades de esta versión vayan más allá y la conducción también evoluciona con los modos de conducción pensados para sacar el máximo partido de cada situación. Se trata de los modos Normal, EV y Carga.

En el modo Normal solo usarás el motor eléctrico, siempre y cuando tengas batería suficiente, de manera que el motor térmico no se activará. Mientras tanto, si necesitas más energía en un momento concreto, el propulsor térmico se activa para dar la respuesta necesaria. Asimismo, el modo EV mantiene el coche en modo 100% eléctrico hasta que se agota la batería y solo activa el motor térmico cuando necesitas la máxima aceleración.

Finalmente, el modo Carga sirve para reservar un cierto porcentaje de la batería. Por ejemplo, si llegas a un camping y quieres suministrar energía a algún aparato eléctrico con la batería del coche, puedes hacerlo y seleccionar un porcentaje límite que quieres reservar. Así, cuando se llega a esa capacidad se activa el generador para mantener el nivel seleccionado.

Todo esto se combina además con una conducción que sigue los mismos principios Jinba Ittai de la versión eléctrica, de manera que el confort en marcha y el control son los rasgos fundamentales. Asimismo, también lo es la entrega directa de par y el silencio durante la circulación, dos grandes ventajas de los eléctricos puros.

Vanguardista por fuera y por dentro

Así, el Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV trae consigo avances de última generación en el apartado mecánico, pero también en claves como el diseño y la tecnología. Por ejemplo, su estética sigue la última evaluación del diseño Kodo de la firma japonesa, con toques de personalidad como las puertas traseras de apertura inversa y elementos llamativos como sus llantas de 18”.

Por otra parte, el interior se caracteriza por el minimalismo y por la sostenibilidad, gracias al uso de diversos materiales ecológicos de calidad seleccionados por maestros artesanos de Japón. Esto se combina además con un equipamiento tecnológico puntero, con una pantalla de 7” para el cuadro de instrumentos y una central de 8,8” con el sistema Mazda Connect que ofrece la máxima conectividad.

Con todo, el nuevo MX-30 e-Skyactiv R-EV llega para revolucionar el mercado de los coches electrificados con una fórmula inigualable: mantener todas las claves que le han definido como eléctrico y mejorar sus capacidades mediante una mecánica que ya forma parte del ADN de la firma japonesa.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: BrandedSUV híbridos