Skip to main content
Cinco cosas que probar antes de comprar un coche

Estas son las cinco cosas que tienes que probar antes de comprar un coche

Qué coche comprar no es una decisión que tomar a la ligera. Debes plantearte varias cuestiones y probar estas cinco cosas para convencerte de que es el que quieres.

Quizá te parezca una comparación llevada al extremo, pero créeme que no lo es tanto. ¿Si tuvieras que elegir pareja te quedarías con el/la primero/a que se te cruzara por la calle? ¿O primero darías un tiempo prudencial para comprobar que es la persona con quien quieres pasar los próximos años?

Con el coche pasa algo parecido. Comprar un coche nuevo es una decisión importante que no puedes tomar a la ligera, sobre todo porque los planes son pasar con él los próximos ¿9, 10, 11... años? y si no cumple tus expectativas no será una relación que recordar.

Las cinco preguntas que te debes hacer antes de elegir un coche

Lo primero, antes de visitar ningún concesionario es perfilar el coche que necesitas. Para ello te vendrá bien dar respuesta (sincera) a estas cinco cuestiones:

  1. ¿Para qué necesitas el coche? 
    Puede que tu sueño sea conducir un súperdeportivo como el Toyota GT86, pero la realidad es que un familiar como el Toyota Verso sería mucho más conveniente para llevar a los niños al colegio, ir al trabajo y hacer las escapadas familiares de fin de semana.
    Piensa cuál será el uso principal que darás a tu vehículo y busca un modelo en el segmento (berlina, monovolumen, SUV...) que mejor cubra esas necesidades.
  2. ¿Qué motor/potencia quieres?
    A menos que te vayas a meter en un circuito o busques un coche para hacer rutas 4x4, lo más probable es que a tu coche le vayas a dar tres usos principales:
    • Ciudad. Con un motor de entre 90 y 100 CV tendrás más que suficiente
    • Carretera. Si vas a salir de ciudad busca un motor algo más potente, como los 136 CV del Toyota Auris hybrid Touring Sports, por ejemplo.
    • Montaña. En terrenos más exigentes te convendrá usar potencias superiores. El Toyota RAV4 de 197 CV es una muy buena opción.
  3. Consumo y mantenimiento
    Esta pregunta está hilada con la anterior. Porque se suele pensar que a más potencia, mayor consumo y, de paso, mayores costes de mantenimiento. Y lo cierto es que era así (más o menos), hasta la llegada de los híbridos.
    Si optas por un coche híbrido no tienes por qué renunciar a mucha potencia (depende de la mecánica que busques); lo que sí conseguirás es bajar el consumo, sobre todo si circulas por ciudad) y el mantenimiento (aquí te explicamos por qué el mantenimiento de un coche híbrido es más barato).
  4. Diseño y extras
    Todo lo anterior está muy bien, pero el diseño también es importante. ¿O vas a comprar un coche que cumple a nivel mecánico y de prestaciones pero que no te entra por el ojo?
    Recuerda que hay modelos que ofrecen listas de personalización para que completes el look perfecto para tu coche. 
  5. Precio
    Sí, toca hablar de dinero porque por mucho que no nos guste, la realidad es que al final compramos el coche que podemos pagar. La buena noticia es que siempre hay un modelo que te gusta por estética, mecánica y equipamiento que (más o menos) se adapta a lo que puedes pagar. 

Las cinco cosas que debes probar antes de comprar un coche

Elegida la marca y el modelo, la motorización y calculado el precio es hora de acercarse al concesionario.

Compra coche nuevo

Allí pide que te dejen ver, tocar y probar estas cinco cosas:

  1. Interior. Tómate tu tiempo para sentarte en todas las plazas y comprueba que tienes espacio suficiente, que te resulta cómodo, que puedes regular el asiento del conductor hasta encontrar los ajustes que necesitas...
  2. Visibilidad. Elige un coche que no te limite el campo visual más de lo que necesitas. En esto influye el tamaño del salpicadero, la luna delantera y la trasera.
  3. Controles. Comprueba que te quedan a mano, esto es, que no tienes que moverte mucho para cambiar de emisora, activar el aire acondicionado o poner las luces de emergencia.
  4. Maletero. ¿Cabe todo lo que necesitas? Recuerda que en este punto siempre es mejor que sobre...
  5. Extras. ¿Te falta o sobra alguno? Habla con el vendedor para que te explique todas las posibilidades del coche y te enseñe a manejarlas.

Y, por supuesto, arranca el motor

Un coche te conquista por la vista, pero también por el oído. 

Gira la llave de contacto o pulsa el botón start y presta atención al ruido exterior, pero también al que se cuela en el interior. 

Mueve el volante para ver que no es ni muy duro ni muy blando y engrana las marchas buscando la misma sensación. No está de más que pidas cita para una prueba, solo así podrás cerciorarte de que el coche que estás mirando es el que quieres.

Más de Espacio Toyota