Skip to main content
Imagen de perfil de Alex Morán
La opinión de
Alex Morán

¿Es necesario limitar la velocidad a 30 km/h?

La Unión Europea planea reducir el límite urbano a 30 km/h

Es más seguro pero…

He aquí una de esas cuestiones que es difícil responder: ¿es necesario limitar la velocidad a 30 km/h? Es algo que ha implantado la nueva ordenanza de movilidad de Madrid, que lleva en vigor desde octubre, y tiene tanto sus argumentos positivos como negativos, por lo que es difícil pronunciarse a favor o en contra.

VÍDEO: ¿Se puede circular a 30 km/h en ciudad?

Primero los datos. La ordenanza ha limitado a 30 km/h la velocidad en aquellas calles que tienen un carril por sentido y aquellas que son de carril único, lo que afecta a nada menos que el 85% de las calles de la capital. Es más, también está en el aire limitar a la misma velocidad otras vías mayores, como por ejemplo con más de un carril por sentido, si es que un análisis de la seguridad vial lo hace recomendable.

Se trata, pues, de una modificación con la que la mayoría de los conductores de Madrid tendrán que lidiar, ya que estará presente en una enorme parte de la ciudad… pero sal y pregúntale a cualquiera al azar (algo que yo he hecho), y la mayoría te dirá que ni siquiera sabía que dicha medida hubiera entrado en vigor.

Pero centrarnos en ese tema sería hablar sobre si su implantación será eficaz (algo que, al menos de momento, creo que no), algo que no voy a tratar hoy. La cuestión es si llevar a cabo esta reducción de velocidad era algo necesario.

El límite a 30 km/h llegará a todos los municipios españoles en 2019

Desde el punto de vista de la salud y la seguridad, parece imperativo: según datos de la OMS, las posibilidades de morir en un atropello a 50 km/h son 8 veces mayores que en uno a 30 km/h, amén de que en el mejor de los casos las lesiones serán más graves cuanto más alta sea la velocidad.

A esto hay que sumar que es en vías urbanas donde más accidentes con víctimas se producen: según los datos de 2017, el 63% de estos, 64.470, tuvieron lugar en ciudad, produciendo 509 fallecidos y 4.780 hospitalizados.

Con los datos en la mano es fácil decir que reducir la velocidad es una decisión correcta ya que, al menos a priori, deberían producirse menos accidentes (aumenta la capacidad de reacción, se reducen los tiempos y distancias de frenado, etc.) y, esto es seguro, los que se produzcan serán menos lesivos y con un menor índice de mortalidad.

Ahora bien… expliquémosle esto a un conductor. La mayoría aquí conducimos y es bastante probable que nos enervemos cuando en una calle de 50 km/h alguien va a 20 o 30 km/h, pues imaginémonos que esto sea la norma (que ya lo es). El hecho de que la reducción se haya hecho en vías a las que se presuponen ciertas características (menor visibilidad, menos espacio y capacidad de maniobrar…) hace que sea una medida lógica, pero también afecta a calles en las que seguramente no sea necesario, ya que a mí no me cuesta nada que se me vengan a la mente algunas con un carril por sentido que son bastante amplias sin salir siquiera de mi propio barrio.

¿Una moto eléctrica a 350 km/h?

Además, está el hecho de que los conductores, además de que muchos ni conocen esta nueva limitación, es difícil que se amolden a ella si no es mediante multas y radares, algo que no se puede montar en el 85% de las calles de Madrid. Todos están acostumbrados a rodar a 50 km/h por ellas y la inmensa mayoría pensará que es la velocidad adecuada, así que no sentirá la necesidad de ir más despacio a no ser que se haga atacando al bolsillo.

¿Es necesario limitar la velocidad a 30 km/h? Quizá necesario no sea la palabra, pero si mucho más seguro, aunque el quid de la cuestión está en si la medida será eficaz… cuando bastante gente no sabe siquiera que está en vigor.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas