Skip to main content
Imagen de perfil de Alex Morán
La opinión de
Alex Morán

Coche eléctrico o coche híbrido, ¿qué interesa más?

Renault Zoe

La electrificación es el camino.

¿Pensando en cambiar de coche? Pues seguramente, visto lo visto, casi hayas cogido pavor a la idea de hacerte con un gasolina o diésel tradicional, poco menos que demonizados, y estés dando vueltas a hacerte con una alternativa más ‘eco-friendly’. La cuestión es, ¿qué interesa más, un coche eléctrico o un coche híbrido?

VÍDEO: Los 5 mejores híbridos en relación calidad/precio

Si nos atenemos a las palabras del gobierno deberíamos descartar directamente los híbridos ya que su intención es prohibir su venta (junto a diésel y gasolina) en 2040. Pero una cosa es el dicho y otra el hecho, a lo que hay que sumar que esa fecha límite  es muy lejana (más todavía la prohibición definitiva, estimada para 2050), por lo que todo puede pasar y nada es seguro.

Teniendo esto en claro lo que sí parece claro es que aunque suponga un coste algo más levado, parece buena idea invertir en un coche que cuente con algún tipo de electrificación. Ahora bien, ¿mejor un híbrido o un eléctrico? Los cierto es que ambos tipos de automóvil tienen sus puntos a favor y en contra.

Coches eléctricos 2018: los 3 mejores en realidad calidad-precio

Empecemos por los coches híbridos. Son los que más tiempo llevan entre nosotros y, por ende, los que más desarrollada tienen su tecnología, lo que suele repercutir en un precio de venta algo más barato si lo comparamos con los eléctricos. Supone un precio algo mayor que el de diésel y gasolina, pero su menor consumo hace que a largo plazo la inversión pueda compensar.

Es su relativa veteranía lo que hace que en el mercado haya opciones bastante amplias, con muchos fabricantes ofreciendo alternativas híbridas de sus modelos más populares e incluso contando con vehículos nuevos movidos exclusivamente por este tipo de mecánica.

Además, hay que tener en cuenta que gracias a la etiqueta ECO las restricciones de acceso al centro de las ciudades solo les afectan en los casos de contaminación extrema, motivo por el que gozan de bastante libertad.

A pesar de ello, en este aspecto gana el coche eléctrico que con su etiqueta medioambiental ‘0’ no va a tener problemas para circular por donde le plazca nunca. Su naturaleza de cero emisiones también les reporta otros beneficios fiscales o, por ejemplo, la gratuidad de su aparcamiento en plazas de las zonas de estacionamiento regulado.

¿Son mejor, pues, que los híbridos? Lo serán pero, a día de hoy, sus contras pesan demasiado. La ciudad es su ambiente pero para cualquiera que viva a las afueras y recorra muchos kilómetros en carretera abierta no son tan buena opción, ya que su autonomía se acorta sensiblemente. De hecho, incluso los que residan cerca de un centro urbano se encontrarán, a no ser que tengan un garaje particular, con el problema de encontrar puntos de recarga. Es más, aunque los encuentren, el tiempo para rellenar las baterías, si no es con un supercargador, es demasiado largo.

3 ventajas y 3 inconvenientes de los coches híbridos

A esto hay que sumar otro contra que afecta al bolsillo: su precio. Aunque las quieran rebajar sus tarifas, son mucho más caros que versiones similares con mecánicas de combustión o híbridas. Si tenemos en cuenta, además, que en muchos casos no valen como coche único,  se antoja algo prohibitivo  para muchos de los potenciales clientes.

Los coches híbridos quizá se queden cortos y los coches eléctricos todavía distan mucho de ser la opción ideal. La alternativa intermedia es la mejor, desde mi punto de vista: híbridos enchufables, con autonomía eléctrica para circular sin gasto en trayectos diarios y sin el problema de quedarse “tirados” sin batería lejos de un poste de recarga.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas