Skip to main content

Noticia

VÍDEO: se vuelve loco con un Mercedes-AMG C 63 Coupé

Se puso a hacer drift en una zona residencial y este fue el resultado...

Entra en este vídeo del Mercedes-AMG C 63 Coupé y alucina con lo que se puso a hacer su conductor. Se volvió totalmente loco y se puso a hacer drift en una zona residencial. La verdad es que controla de lo lindo, pero el riesgo que tuvieron estas maniobras era altísimo... ¡Juzga tú mismo! 

Aquí puedes descubrir los cinco rivales más fuertes del Mercedes-AMG C 63 Coupé. Este modelo se desmarca de sus hermanos de gama y llama la atención por sus proporciones. Respecto al Mercedes C Coupé, la variante AMG sólo comparte las puertas, techo y la tapa de maletero.

El potente motor V8 ha exigido incrementar el ancho de vía delantero y trasero, por lo que estas zonas equipan piezas diferentes. Lo mismo sucede con las paredes laterales del C 63 AMG. Los nuevos pasos de rueda hacen que este coche sea 64 milímetros más ancho en la parte delantero y 66 mm en la zaga.

En este vídeo del Mercedes-AMG C 63 Coupé verás como exprimen su motor V8

La utilización de estas aletas más anchas permiten que el C 63 AMG Coupé pueda llevar unos neumáticos en medida 255/40 R 18 en el eje delantero y 285/35 R 18 en el trasero. Por cierto, el capó está fabricado en aluminio y tiene 60 mm de largo.

La zaga está inspirada en la del Mercedes Clase S Coupé pero, en este caso, está dominada por un difusor aerodinámico. Este elemento mejora el flujo de aire e integra perfectamente las dos salidas dobles de aire. La tapa del maletero incluye un pequeño alerón trasero que, por supuesto, ofrece beneficios aerodinámicos.

El interior del C 63 AMG Coupé también se ha optimizado para ofrecer mayor deportividad. De serie se ofrece con unos asientos deportivos de cuero y microfibra pero los diseñadores de Mercedes también tiene preparados unos más radicales tipo baquets que ofrecen una posición al volante más baja y mayor sujeción lateral.

 

 

Pero lo más importante de este potente Mercedes es su motor. Tal y como nos tiene acostumbrada la marca alemana este vehículo se presenta con dos niveles de potencia: 476 CV y 510 CV en el caso del Mercedes C 63 S AMG Coupé.

Ambos recurren al motor V8 de 4,0 litros biturbo de cárter seco que tiene un sonido demoledor. Por cierto, los turbocompresores no están instalados en el exterior de las bancadas de los cilindros, se encuentran la misma “V”. Ofrece ventajas como una respuesta más óptima y unas emisiones más bajas.

¿Quieres ver cómo le sacaron el máximo rendimiento haciendo drift? Entra en este vídeo del AMG C 63 Coupé, vas a alucinar con lo majara que se volvió el conductor...

¡Aquí tienes muchos más coches para elegir!

Lecturas recomendadas