Skip to main content

Noticia

Motor

Vídeo: un Volkswagen Golf 7 equipado con un V8 de BMW y propulsión trasera

vw-golf-7-v8-bmw-propulsion-trasera

Alguien ha pensado que un Volkswagen Golf 7 equipado con un V8 de BMW y propulsión trasera sería una buena idea, y el resultado no ha podido ser mejor.

Aunque aún no lleva ni un año en activo la octava generación del Volkswagen Golf, el modelo saliente aún se ve como un coche relativamente moderno. Mientras tanto, pensar que el compacto de tracción delantera lanzado en 2012 sería una buena base para un coche de drift es algo que nadie consideraría. Hasta hoy. Buceando por la red nos hemos topado con este vídeo donde verás un Volkswagen Golf 7 equipado con un V8 de BMW y propulsión trasera.

VÍDEO: hacía mucho que no te enseñábamos un drift tan delicioso como este

Lo más llamativo de esta preparación es que, de no ser por las llantas, este Golf 7 pasaría como un modelo estándar que en España hemos visto mil y una vez con el conocido motor diésel 1.6 TDI de cuatro cilindros. Sin embargo, este coche es una realidad gracias a un equipo de drift finlandés que decidió presentarse con algo un tanto diferente (al menos dentro de los circuitos de drifting).

Un Volkswagen Golf 7 equipado con un V8 de BMW y propulsión trasera

Y eso es porque la base para la mayoría de coches de drift es un vehículo de propulsión trasera y, como bien sabrás, el Golf es un coche de tracción delantera (salvo aquellas versiones de tracción total 4Motion). Tampoco acompañan sus motores de tres y cuatro cilindros, aunque en la versión R alcanzara los 300 CV. Este equipo decidió ir un paso más allá y optó por un bloque V8 BMW M60B40 de 4.0 litros que cambia por completo las reglas del juego.

El propulsor, heredado de un Serie 7 o un Serie 8, ofrece una potencia de 286 CV y un par motor máximo de 400 Nm. Está montado sobre un subchasis delantero de Serie 3 E36, mientras que la propulsión trasera es cortesía de un Serie 5 E39. También se le ha instalado una jaula de seguridad en el interior, mientras que la suspensión trasera es una configuración interna personalizada que utiliza coilovers de BC.

Este Golf es un auténtico sleeper ya que, aunque por fuera puede parecer un simple Golf, lo cierto es que ha sido fabricado como un Frankenstein. No te pierdas el vídeo para verlo derrapar sin contemplaciones.

Más:

Drift

Todo sobre Volkswagen

Y además