Skip to main content

Noticia

Motos

Vídeo: Travis Pastrana emula los tres saltos históricos de Evel Knievel

Travis Pastrana hace historia y homenajea a Evel Knievel

Travis Pastrana ha vuelto a hacer de las suyas. El varias veces campeón del mundo de freestyle ha emulado (y mejorado) los tres saltos que en su día realizó el mítico Evel Knievel.

Vídeo: todo lo que tienes que saber sobre la técnica del contramanillar

Travis Pastrana emula los tres saltos históricos de Evel Knievel. No hay desafío que se le resista a Pastrana y esta última demostración así lo refleja. El rider estadounidense, campeón del mundo de freestyle, ganador de los X-Games y ex piloto de rallys, ha querido homenajear a Evel Knievel de la mejor forma posible. 

Pastrana ha realizado los tres saltos que Knievel realizó en los años 70. Unos saltos que en los vídeos parecen sencillos, pero que requieren de muchos ensayos y una dosis de riesgo que nunca se llega a controlar de todo. Pero Pastrana no sólo ha igualado los saltos realizados en su día por Knievel, sino que además los ha superado con mayor longitud. 

Para este desafío, Pastrana ha contado con la inestimable ayuda de una Indian FTR750, una montura que suele utilizarse en las competiciones de flat track más importantes de Estados Unidos. Lógicamente esta moto se ha adaptado para acometer el desafío de los saltos acrobáticos, una disciplina en donde Knievel y el propio Pastrana solían utilizar motos de motocross preparadas para el freestyle. 

Los tres saltos se realizaron en una misma tarde comenzando con el primero de ellos, que consistía en superar 52 coches hechos un amasijo de hierros y dispuestos en varias filas para coger algo más de altura. En total, Pastrana saltó 43,5 metros de distancia superando los 36,6 metros de Knievel y sus 50 coches. 

El segundo desafío contaba con un mayor grado de dificultad. Pastrana tenía la tarea de saltar y superar 16 autobuses con la intención de batir el récord de Knievel, cifrado en 14 autobuses y 40,5 metros de distancia. Pastrana lo consiguió, y al contar con dos autobuses más, la distancia que superó fue de 58,5 metros. 

Pero todavía quedaba el plato fuerte del desafío. La Policía de Las Vegas se encargó de escoltar a Pastrana hasta su último y gran salto, que consistía en superar la fuente del casino Caesars Palace. Una hazaña que ya realizó Evel Knievel, aunque en el aterrizaje terminó cayéndose y fracturándose varios huesos de su cuerpo, además de una contusión cerebral que le obligó a pasar 29 días en coma. 

La dificultad de este salto se encontraba principalmente en la poca distancia que tenía Pastrana para lograr la máxima potencia sobre su Indian y acometer el salto. Lo consiguió con cierta holgura, aunque en el aterrizaje uno de sus pies se salió del estribo, pero sin ningún tipo de consecuencia física para él, que ejecutó el salto con una gran perfección. 

Lecturas recomendadas