Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

VÍDEO: ¡Lo tenemos! Opel Manta GSE ElektroMOD, un clásico transformado en 100% eléctrico

Aquí tenemos una restauración de todo un coche clásico: el Opel Manta, que ahora se llama Opel Manta GSE ElektroMOD y lleva motor eléctrico. Y enseguida uno se da cuenta de que esta antigua carrocería esconde algo muy nuevo. 

Empecemos por lo básico, por decirlo así: la carrocería es la original, esto es, la típica restauración, que toma algo antiguo y le añade nueva tecnología. Y el elemento más simbólico es esta, digamos, escultura que apunta al futuro de Opel. Tenemos aquí las luces diurnas, cuyas formas reconocemos del Opel Mokka, pero lo singular aquí es que se trata de una gran pantalla que puede mostrar diferentes elementos. Ahora muestra el logo, y la denominación GSE. Pero como digo, puede mostrar muchos otros mensajes. Es importante saber que esa restauración está lista para circular, si bien en carretera solo puede mostrar el logo y poco más, por la normativa actual. 

Opel Manta GSe ElektroMOD: el clásico vuelve en forma de eléctrico

¿Qué más cambia en el frontal? Como ya hemos dicho, esta parrilla de una única pieza, pero puede desmontarse y montarse en su lugar la parrilla clásica con los cuatro faros. Y aquí debajo vemos un nuevo elemento, pero en general se ha buscado mantener las formas originales del Manta. Por eso no vemos un ensanchamiento de las aletas, por ejemplo, e incluso la pintura ha tratado de ser fiel al modelo clásico. 

Como he dicho la carrocería original apenas se ha tocado ni se he ensanchado. Pero sí que vemos nuevas llantas para este Manta, que son en 17 pulgadas y para mí tienen un diseño moderno a la par que elegante. Y también vemos novedades detrás de las llantas, como los frenos o el nuevo sistema de propulsión, aunque de esto hablaremos luego. El chasis sí se ha revisado con nuevos amortiguadores, y los frenos Wilwo que hemos señalado. Del interior no quiero enseñaros mucho, luego le dedicaremos tiempo, y los espejos reciben nueva carcasa. Pero en general son casi como los originales. Igual que los tiradores, lo demás es original del Manta A. Pero hay una cosa muy importante para Opel, y es que este coche puede deprenderse de los nuevos elementos y volver a ser el Manta A clásico. Pasemos a ver todo lo demás. 

Aquí detrás vemos los característicos pilotos redondos, si bien en este Manta GSe ElektroMOD también en una versión más moderna. Y también tenemos aquí una pieza pintada para toda la zaga que, una vez más, puede desmontarse y cambiarse por la original si se desea. Aquí tenemos el nuevo logo de Opel y las letras GSE. Todo se ve muy armónico y coherente con el modelo clásico, y al mismo tiempo, muy moderno. 

Opel Manta GSe ElektroMOD

Otra reminiscencia del nuevo Mokka son estas letras con le M y la A inclinadas, y es que Opel ha conseguido de aplicar elementos del Mokka de última generación en este modelo clásico. 

Otro detalle que vemos es que este Manta tiene la licencia TÜV para circular legalmente, lo vemos aquí en la matrícula. No es un fake por tanto, sino un coche perfectamente capacitado para salir a la carretera. Y eso demuestra también la energía y el mimo que Opel ha dedicado a este coche. 

Como ya habrás supuesto por su nombre y su denominación GSE es en modelo eléctrico, y por eso no puede faltar el enchufe para cargarlo. Un poco duro de abrir, pero aquí tenemos el enchufe. La batería tiene 31 kilovatios hora de rendimiento, lo que es suficiente para una autonomía de casi 200 kilómetros. Y me parecen correctos para un coche que no está destinado a moverse todos los días. 

VÍDEO: Opel Manta GSe ElektroMOD, flipa con su parrilla delantera ¡parlante!

¿Y dónde van las baterías? En los coches modernos suelen ir en el suelo, pero en el ElectroMOD va sobre el eje trasero, tras el asiento posterior. Y tengo que decir que con todas esta tecnología eléctrica el Manta no pesa mucho: 1.137 kilos en vacío, apenas 100 más que el modelo original. Y ahora llega el momento de mostraros el interior. 

Pasamos al habitáculo, y como era típico en los setenta, tengo que doblar mis largas piernas bajo el volante, pero todo lo demás que veo aquí no es precisamente de los setenta. Todo se ve una vez más muy armónico, por más que se haya montado el cockpit del Mokka. La instrumentación es digital por tanto y tenemos un monitor en el medio, pero con todo, me parece sorprendente lo bien que armoniza en este habitáculo clásico. 

Opel Manta GSe ElektroMOD

Los asientos también son modernos, vienen del Adam S, y son por tanto baquets. Opel me ha dicho que quiso meter los del Mokka pero no se integraron del todo bien. Y es que no tarea fácil llenar de elementos modernos un coche clásico. 

El volante es clásico, un modelo Opel de los setenta, pero con nuevo tapizado, igual que el salpicadero. Todo es de Alcántara y se siente muy bien, también en las puertas. Se ve muy elegante, y una vez muy armónico, nada resulta estridente. 

Viejas glorias: Opel Manta

¿Y qué pasa con la mecánica? Delante tenemos un motor eléctrico que no es del Mokka E, sino uno específico de 108 kw, esto es, 147 CV y 225 Nm. Y una cosa curiosa: tiene la palanca del cambio original con ocho velocidades. E incluso podemos pisar el pedal del embrague. Un cambio manual es algo realmente inusual en un coche eléctrico. Opel dice que se puede arrancar desde cualquiera de las cuatro marchas por el generoso para de su motor en un coche tan ligero. 

¿Y quién lo iba a decir? El cuentakilómetros digital no se ha puesto a cero en esta versión, sino que mantiene el kilometraje del coche original en el que se basa: 55.143 kilómetros concretamente, y me parece que tiene mucho encanto, porque el ElektroMOD respeta así el espíritu y la historia del clásico. 

Opel Manta GSe ElektroMOD

Cambiamos un poco la perspectiva porque quiero mostraros otro detalle del cockpit. Y es que, como he dicho, han querido mantener todos los elementos clásicos posibles. Por eso han ocultado el mando para la intensidad de la recuperación, algo necesario en un coche eléctrico, en la palanca superior de la calefacción original. Y es que el salpicadero del Mokka se puede extraer y montar de nuevo el original, si así se quiere. La prueba de ello es la guantera: es la original de los setenta con este tirador de plástico, y si la abrimos vemos algo de moderna tecnología dentro, pero en definitiva es la guantera original. Y te preguntarás: ¿dónde está la radio? Muy fácil, aquí: un altavoz bluetooth. No es mucho, pero seguro que suena de miedo. Si quieres seguir descubriendo detalles de esta coche, no te pierdas el vídeo... ¡Play!

Más:

Vídeo

Todo sobre Opel

Modelos de Opel más populares

Ver todos los modelos

Y además