Skip to main content

Noticia

En vídeo: resucitan una VW T2 tras 40 años abandonada

En vídeo: resucitan una VW T2 tras 40 años abandonada

Pasó 40 años abandonada en un bosque, pero esta Volkswagen T2 tuvo la suerte de cruzarse en el camino de Florian George que la buscó, la encontró y dedicó 24 horas ininterrumpidas a resucitar su oxidado 'cuerpo' y descuidado motor para que saliera del que había sido su refugio durante décadas y retomara de nuevo el asfalto. No te pierdas el vídeo, es muy emocionante.

Esta es la historia (y el vídeo) de una Volkswagen T2 que pasó 40 años abandonada en un bosque.

No te pierdas nuestra prueba de la VW California

Matriculada en 1955, la VW Type II quedó abandonada hace casi cuatro décadas en un bosque del sur de Francia. No sabemos ni cómo ni por qué corrió tan mala suerte, pero su estrella cambió cuando se cruzó en la vida de Florian George.

Florian es un entusiasta de motores refrigerados por aire de factura Volkswagen que trabaja para Airmapp, una web de compra venta de artículos vintage. Este dato es importante porque es la clave por la que la T2 apareció en su vida.

Florian había quedado con un hombre que le iba a vender unos muebles antiguos. Resultó ser un tipo agradable y simpático que al ver que el representante de la web conducía una furgoneta volkswagen le contó que tiempo atrás había visto un vehículo parecido abandonado en un bosque al sur de Francia.

- "¿De verdad era como mi furgoneta?", preguntó interesado Florian

- "Sí, tenía dos limpiaparabrisas como la tuya, pero estaba en muy mal estado", recordó el hombre

Señalando sobre el mapa, Florian descubrió que el tesoro llevaba 40 años escondido a 12 kilómetros de su casa, desde que un hombre que vivía solo en la montaña lo había dejado abandonado a la intemperie.

Sin dudarlo fue a buscarlo.

"Llegué desde la parte trasera del autobús, así que de inmediato reconocí la pequeña escotilla. Seguí caminando y vi la luz trasera redonda. Sí, era un VW de 1955", recuerda emocionado.

Florian no se la llevó entonces. Volvió a su casa y comenzó a buscar al dueño.

Lo encontró y se la compró, pero había fecha de caducidad: en dos días estaba programada una tala de árboles de manera que o sacaba su nueva furgoneta del bosque o quedaría aplastada bajo los troncos.

Contrató un servicio de remolque para un día después pero de noche decidió cancelarlo y hacer lo posible por resucitar la furgoneta para que saliera de allí por su propie pie.

No hace falta decir que el rescate fue un éxito.

Fotos: Airmapp

Y además