Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

VÍDEO: Ferrari F40 vs McLaren F1, ¿con cuál de las dos leyendas te quedas?

Fueron lo más de lo más en su época de finales de los 80 y 90

En el siguiente vídeo vamos a enfrentar a dos mitos de muchos quilates y analizar qué es lo que ofrecía cada uno de ellos. Te hablo del Ferrari F40 y del McLaren F1. Curiosamente, cuando se acabo la producción de uno, el Ferrari, empezó la producción del otro, el McLaren. En fechas, el F40 se empezó a construir en 1987 y se acabó de producir en 1992. La idea era construir 400 unidades, pero al final de Maranello salieron 1.315 unidades. El F1 es muuuucho más exclusivo. Solo se produjeron 106 unidades, ni una más ni una menos, y se empezó a construir en 1992 y su producción termino en 1998. 

¿Conoces estas 10 curiosidades del Ferrari F40?

Quizá tendría que haber traído aquí al Ferrari F50, por eso de ser coetáneos, pero me parece el 40 es todavía más icono y una leyenda de los deportivos de calle de la marca del cavallino.

Ambos por concepto son exactamente iguales: dos coupés deportivos, de dos puertas, con el motor justo detrás del conductor, en posición central y ambos de tracción trasera. Ambas marcas estaban obsesionadas por el peso, utilizando materiales como la fibra de vidrio o el carbono para hacer que sus criaturas ofreciesen prestaciones nunca vistas hasta la fecha por un coche de calle. 

VÍDEO: No podemos dejar de llorar, un Ferrari F40 en llamas en las calles de Mónaco


Por ejemplo, el F40 ofrecía un diseño firmado por Pininfarina con paneles de kevlar, fibra de carbono y aluminio para aumentar la resistencia y reducir el peso. Materiales carísimos en aquella época. El peso se minimizó aún más mediante el uso de parabrisas y ventanas de plástico y no se instalaron alfombras, sistemas de sonido o manecillas de las puertas. El único lujo era el aire acondicionado. Las primeras unidades tenían ventanas fijas, aunque posteriormente se instalaron ventanas más nuevas que se podían abatir.

Todo ese esfuerzo no fue en vano, cuando apareció, el Ferrari F40 se convirtió en el coche de calle legal más rápido del planeta y durante sus años de producción fue el Ferrari más rápido, más potente y más caro de la marca. La pregunta es: ¿Cómo nace la idea de construir un coche así? Bueno en realidad el F40 no quería ser sino el sucesor del Ferrari 288 GTO de la compañía, pero el significado del proyecto fue bastante más profundo.

Ferrari 288 GTO

A los noventa años, Enzo Ferrari era ya muy consciente de que su vida estaba llegando a su fin, y estaba algo decepcionado con los resultados de la marca en el mundo de la competición. Así que, el propio Enzo quería que se pusiera en marcha un nuevo proyecto que pudiera recordarle al mundo las capacidades de la compañía como fabricante y de paso, poner contra las cuerdas al Porsche 959, rival directo. ¿De donde viene el nombre de F40? Es fácil: del  inminente 40 aniversario de la compañía.

Enzo Ferrari
Enzo Ferrari, durante una rueda de prensa en 1975, curiosamente sin las gafas oscuras que solía llevar

El plan era bastante simple: crear un vehículo que combinara las mejores tecnologías de la competición, sin lujos, pero que fuera capaz de ser a la vez un buen coche para la carretera. Y así se hizo. Fue el último deportivo encargado por el propio Enzo antes de su muerte.

Su construcción fue una obra de arte de la ingeniería de aquella época. Se tuvo muy en cuenta la aerodinámica. Fijaos, por ejemplo, en el área frontal, tan afilado y en el gran alerón trasero, firma genuina de este coche. En su construcción tuvieron no pocos problemas, como por ejemplo la refrigeración del motor, que cogía mucha temperatura. 

Un motor turbo contra uno atmosférico: prestaciones

¿Hablamos del bloque? Ya va siendo hora ¿no? No era sino una evolución del 2.9 V8 sobrealimentado del GTO que desarrollaba 478 CV.
Con sus 1.100 kilos de peso, el F40 tenía una puesta en escena brutal: 0-100 km / h en 3,7 segundos, 0-160 km / h en 7.6 segundos y 0- 200 km / h en 11 segundos. Y fue el primer coche de calle en alcanzar la mítica cifra de las 200 Millas por hora de velocidad punta, los 320 Km/h. 

Motor del Ferrari F40

¿Todo esto es comparable al McLaren F1? Bueno, la firma inglesa hizo las cosas de una manera muy parecida, pero los ingleses ganaron la batalla de la velocidad, estableciendo el récord del coche de producción más rápido del mundo, con 391 km/h. Hoy en día, ya hay coches más rápidos, pero es el F1 sigue siendo el más rápido con un motor atmosférico. A diferencia del F40, el F1 sí tiene algunas herencias de la competición, pero digamos que no fue su obsesión. Y sí, al igual el del cavallino, también hubo unidades de carreras, y de hecho, el McLaren F1 tuvo muy buenos resultados, incluida las 24 Horas de Le Mans en 1995, donde ganó bajo un diluvio intenso. 

Objetivo: ser el mejor deportivo de calle

Pero en su génesis, ¿que buscaba McLaren con el F1? Lo mismo que Ferrari con el F40: ser el mejor deportivo de calle. El concepto nació del ingeniero Gordon Murray, nombre que te sonará de la Formula 1. Bajo peso y alta potencia: lo mismo que en el F40. ¿Como se logró? Con el el uso de materiales como fibra de carbono, el titanio, el magnesio y el kevlar. De hecho, el McLaren F1 fue el primer deportivo de producción en utilizar un chasis monocasco de fibra de carbono.

McLaren F1

La idea se concibió por primera vez cuando Murray estaba esperando un vuelo a casa desde Gran Premio de Italia de 1988; Murray dibujó un boceto y se lo propuso a Ron Dennis. Como McLaren estaba asociada con Honda como motorista, la primera idea fue montar un motor Honda, un V10 o un V12. A Gordon le encantó el Honda NSX y no tuvo problema en proponer eso a los japoneses. Pero cosas del destino. Al final, el F1 estaría equipado con un motor BMW porque Honda se negó. 

30 años de Honda NSX

Se hicieron muchas pruebas y se utilizaron muchas unidades de prueba. Por ejemplo, el chasis número 12 se usó para probar la caja de cambios con un Chevrolet V8 de 7.4 litros para imitar la fuerza de par de motor BMW V12. También para probar los frenos. Todos estos chasis se destruyeron.

Peor hablemos del motor. Gordon Murray insistió en que el motor tenía que ser de aspiración natural para aumentar la fiabilidad y el control del conductor.  Al final obtuvieron un bloque V12 de 60 grados de 6,1 litros y 627 CV a 7400 rpm, considerablemente más que la especificación que había exigido de Murray de 550 caballos.  

El McLaren F1 volaba hasta los 391 km/h

¿Prestaciones? Un 0-100 km/h en tan sólo 3.2 segundos y una aceleración desde parado hasta 250km/h en 12.8 segundos y hasta 330 km/h en 28 segundos. Obviamente el F40 no tiene nada que hacer con respecto a estas cifras. 

Como curiosidad, el F1 es algo más aerodinámico que el F40, con un CX de 0,32 por los 0,34 del de Ferrari. No tiene necesidad de alas para producir carga aerodinámica, ya que la parte inferior explota el llamado efecto suelo que se incrementa con el uso de dos Ventiladores eléctricos para disminuir aún más la presión debajo del coche. 

Capítulo similar en ambos: los frenos

Toda esta potencia en ambos coches hay que detenerla y el sistema de frenos eran bastante parecido. Para ello Ferrari recurrió a unos discos ventilados en las cuatro ruedas sin asistencia, con 13 pulgadas de diámetro, pinzas Brembo y cuatro pistones. 

McLaren F1 LM-Specification

En el caso del McLaren también también recurría a discos de freno sin asistencia, ventilados y perforados hechos por la misma firma, Brembo
Sin ABS, ambos deportivos requerían mucha habilidad si querías aumentar el ritmo. 

Gordon Murray intentó utilizar frenos de carbono para el McLaren F1, pero descubrió que la tecnología no era lo suficientemente madura todavía en ese momento. 

Nos queda hablar de la caja de cambios: En ambos casos la transmisión es manual. En el F40 era de solo cinco velocidades, mientras que la del McLaren era de seis, firmada por Weisman con un embrague de triple placa de carbono contenido en una carcasa de aluminio. 

Ferrari F40: ¿cómo sería en el siglo XXI?

Ya te he hablado del equipamiento del F40, que era superespartano, solo con el aire acondicionado. El McLaren estaba mejor equipado, con algunas características de confort como el deshielo eléctrico, elevalunas eléctricos, cierre centralizado remoto, sistema de sonido stereo con capacidad para 10 CD y bolsas de equipaje personalizadas 

Como veis, el McLaren era un coche más evolucionado, un deportivo rapidísimo, pero que no prescindía de ciertos elementos de confort para el día a día. El F40 era un purista, donde todo esta pensado para ahorrar peso y generar las mejores sensaciones al volante, como si estuvieras día a día en una carrera. 

McLaren F1 LM-Specification

En cuanto a precios, un Ferrari F40 en buen estado puede llegar a costar un millón de euros fácilmente, nada que ver con el super exclusivo F1, por el que han llegado a pagar en una subasta hasta 20 millones de euros.

Bueno, espero que hayas conocido un poquito más de estas dos joyas de la automoción. Auténticos iconos sobre ruedas. Yo creo que tengo el corazón realmente dividido, pero si tuviera que elegir, creo que me quedaría con el Ferrari con esa trasera tan absolutamente brutal. Y tú con cual te quedarías y por que. 
 

Y además