Skip to main content

Noticia

VÍDEO: un dragster saltando la valla, no por repetido deja de ser espectacular

Potencia sin control...

En esta carrera de aceleración sucede lo que otras muchas veces… un dragster saltando la valla, no por repetido deja de ser espectacular. 

No te pierdas: VÍDEO: Un Dodge Viper hace una salvada brutal en una drag race

Las drag race son brutales a la vez que peligrosas. Son un tipo de carrera que se celebra en Estados Unidos, que consiste en que dos coches con dos motores enormes y potentes aceleren en línea recta para ver quién es más rápido. Sin truco, ni magia, Sólo pisar el acelerador. Pero, se pasan tanto de rosca, que muchas veces la cosa termina así, con un dragster saltando la valla. 

Otro accidente más en otra drag race 

A todo americano de cuna y amante de los coches hay una práctica que le vuelve loco: las carreras de aceleración. Aquí, en Europa tenemos competiciones de motor que se basan en la habilidad, los adelantamientos, la emoción de las curvas… Allí no. Allí les importa que los coches sean muy, muy potentes. 

Alucina: VÍDEO: ¿Hacer una mala salida y ganar una Drag Race? Se puede hacer

Tanto que les equipan motores demasiado grandes y sobrealimentados, de hasta 9.195 cc que pueden coger 8.000 CV de potencia en la categoría más alta y gastar más combustible que un avión Boing 747. Es decir, que pasan de 0 a 400 km/h en 4 segundos. Habéis oído bien. Una verdadera bestialidad.  

Drag Race Dodge Challenger Hellcat Demon

Y claro, esto tiene un riesgo. Los dragster llevan atrás unos paracaídas para frenar el coche cuando este pierde el control o simplemente cuando acaba la carrera. Tiene tanta potencia que a la mínima saltan la valla o salen volando. Es lo que pasa con la potencia con control. 

Mira esto: VÍDEO: Esto pasa cuando quieres hacer una salida rápida con un Corolla….

Y otra vez más (y no será la última), un dragster salta la valla, pero no por repetido deja de ser espectacular. Acelera a tope, sale hasta fuego de los escapes y pierde el manejo del coche, saliendo despedido por encima de la valla. Es una competición espectacular de ver, pero muy peligrosa por la falta de regulaciones y sentido común.  

Más:

Drag Race

Y además