Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: BMW M8 Competition | PRUEBA a FONDO | ¿A qué saben 625 CV y 192.000 euros?

Este que veis es el BMW de calle más potente de la actualidad, con sus 625 CV, un motor brutal. Es el BMW Serie 8 más rabioso. Pero antes de poner en marcha al BMW M8 Competition vamos a deleitarnos con cada uno de los detalles que ofrece este colosal coupé que se va hasta los 4,87 metros de longitud y que si lo pensáis tampoco tiene muchos rivales directos. Se me ocurre, por ejemplo, un Mercedes Clase S Coupé, el 63 AMG con sus 612 CV y 200.000 euros de precio final.

Si nos metemos más en marcas exclusivas, podríamos optar por un Aston Martin DB11, también con motor V8, eso sí, menos potente, con sus 510 CV y 210.00 euros de precio. Y también podríamos contemplar un Bentley Continental GT W12, porque por dimensiones están a la par, el Bentley mide 4,85 y por potencia también, ya que ofrece 635 CV, solo diez más. Aunque obviamente, la exclusividad, la factura del modelo inglés está algún paso por encima de este BMW, que por otra parte no desmerece en acabados, pero sobre todo en tecnología. 

Pero como digo, vamos a empezar a deleitarnos con sus formas, con el exterior y si queréis empezamos por el frontal. No os asustéis, porque el Serie 8 todavía, no sé por cuanto tiempo, mantiene unos riñones proporcionados, más estilizados que los que acaba de presentar el BMW Serie 4 Coupé

Capítulo aparte merecen los faros: luces de cruce, tecnología LED, luces de carretera, las de largo alcance, tecnología láser, con un haz de luz más intenso y que alumbra más lejos, hasta 600 metros. Este sistema lo puedes diferenciar gracias a los elementos azules que hay en el interior de los grupos ópticos. Y después todo el sistema es adaptativo.

Ruedas distintas en ambos ejes

En cuanto a las llantas, apunta unas de aleación de 20 pulgadas, con un acabado mecanizado brillante y en dos tonos. Esto es algo exclusivo en los M8, tanto en este coupé como en el cabrio. Y si hablamos de los neumáticos: son de distinta medida, 275/35 delante y 285/35 y como he dicho en esa medida de llanta 20. 

Y no te pierdas los vídeos de nuestro canal de YOUTUBE

¿Y los frenos? También son específicos. Hablamos de discos ventilados y perforados delante, con discos que miden 395 mm de diámetro y disponen de pinzas fijas con seis pistones. Y luego están los discos traseros, de 380 mm, con pinzas flotantes de un solo pistón. Algo más en el apartado de frenos. Sí, los frenos opcionales M de carbono cerámica, con discos un pelín más grandes, miden 400 mm delante y 380 mm atrás y cuestan la friolera de 11.200 euros. ¿Los recomiendo? Sinceramente, aguantan más el desgaste, ofrecen un menor peso suspendido, pero a no ser que hagas una conducción muy dinámica y hagas tandas en circuito con él, pues no, no te recomiendo.

No os he hablado del paquete carbono y este incluye, por 7.000 euros, que no es poco, varios elementos como inserciones para las tomas de aire frontales, las cubiertas de los retrovisores exteriores, las branquias M en las aletas, así como el difusor y el spoiler.

Un interior sobrio, bien terminado y muy tecnológico

Bienvenidos al universo M, donde la elegancia, los buenos materiales, el diseño y la tecnología con guiños deportivos se dan la mano. Aquí dentro hay mucha tela que corrtar, porque nunca un BMW había tenido tantas posibilidades de configuración ni de personalización. Puedes poner a tu gusto, casi casi lo que quieras, y solo en sistemas de conducción, puedes ajustar en varios niveles todo esto, os lo enseño. Damos a este botón de Set y en la pantalla podemos configurar el modo de funcionamiento del motor, la caja de cambios, el sistema de tracción total, la dirección, los amortiguadores, el sistema de frenos electrónico, el sonido del escape, el control de estabilidad y la función de arranque y parada automática del motor. 

Con 625 CV y un V8 bajo el capó

El funcionamiento de la caja de cambios también se puede configurar pero mediante este botón. Y hay más cosas, porque puedes guardar dos de tus configuraciones preferidas y activarlas o desactivarlas desde el volante, con estos botones de M1 y M2. 

M Mode: la información necesaria (y solo la necesaria)

Y por si todo esto fuera poco, tenemos un botón más, el M Mode, que sirve para variar la cantidad y la forma en la que aparece la información en el Head up Display y en la instrumentación. Hay tres ajustes posibles: ROAD, SPORT y TRACK. Este ultimo, busca la máxima concentración del conductor en su tarea, para lo cual incluso apaga el sistema de sonido. 

Y después tenemos un montón de tecnología en asistentes a la conducción. Tiene dos pantallas enormes, una es la instrumentación de 12,3 pulgadas, y otra esta central 10,25 pulgadas. Y en conectividad, tienes apple car play, no tienes android, y eso es un defecto, pero puedes crear una red wifi, tienes reconocimiento de voz que funciona bastante bien. Y después puedes añadir autenticas filigranas como un sintonizador de televisión, un sistema de sonido de 10 canales, 16 altavoces y 1.400 watios de potencia y un grabador del entorno del vehículo.

Con 625 CV y un V8 bajo el capó

En fin, que ya va siendo hora de que arranque esta maravilla y emopiece a experimentar lo que se siente. Acaba de cobrar vida el mismo motor que el del M5 Competition: un V8 de 4,4 litros con dos turbocompresores de 625 CV con 750 Nm de par constantes entre 1.800 y 5.800 rpm. Y las prestaciones oficiales son de infarto: 3,2 segundos en pasar de 0 a 100 km/h y una velocidad máxima que está limitada electrónicamente a 250 km/h. Consumo oficial de 11,1 litros que hacen que el depósito de 68 litros se quede algo escaso y dé para hacer unos 600 kilómetros, algo más.

Sensaciones de Gran Turismo con un gran paso por curva

Arranco los primeros kilómetros con la ayuda de la electrónica para que el viaje sea lo más cómodo posible. De todas formas, tienes que tener clara una cosa. Esto es un M y como tal la suspensión va a ir firme, y vas as notar los baches de la carretera, las juntas de dilatación y cualquier cosa que te encuentres en el asfalto. Eso no quita para que embutido es sus fantásticos asientos específicos para esta versión, los kilómetros se te pasen volando y no te enteres, pero tienes que tener eso. 

Toda la fuerza del motor, esos 625 CV se derivan al asfalto a través de las cuatro ruedas. Pero como decíamos en el menú de personalización, puedes elegir tres modos de funcionamiento. El modo normal, deriva la fuerza a las ruedas traseras hasta que el eje posterior no pueda acumular más trabajo o patinen las ruedas y es entonces cuando conecta con el eje delantero. En el modo 4WD Sport deja que el eje trasero derrape un poco más antes de enviar fuerza delante. Este modelo te va a permitir jugar en las curvas para lo que ya se requiere un poco más de manos al volante.

Por último y solo para circuito y las manos más hábiles debes desconectar el control de estabilidad para poder elegir el modo de dos ruedas motrices en las que siempre el eje trasero recibe la fuerza, aquí nunca el delantero va a salir en nuestro auxilio. Ojo, este es un modo experto, para gente con las ideas muy claras.

Si quieres seguir sabiendo las sensaciones que deja este BMW M8 Competition, dale al play y cógete unas buenas palomitas, porque vas a disfrutar!

 

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    4.395 cc

  • Par motor

    750 Nm /1.800 rpm

  • Potencia

    625 cv /6.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    0 L

  • Aceleración 0-100

    3,2 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    11.1 l/100km

  • Precio

    191.900

  • Garantía

    3 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de BMW Serie 8 Todo sobre BMW Serie 8

Y además