Logo Autobild.es

Victoria española en las 24H Le Mans: Miguel Molina gana con Ferrari

Miguel Molina, Ferrari 24 Horas Le Mans

Triunfo agónico del Ferrari #50 en las 24 Horas de Le Mans 2024, tras llegar a meta con tan solo un 2% de combustible restante en su depósito. Nicklas Nielsen, Antonio Fuoco y Miguel Molina son los nuevos campeones de la gran carrera de resistencia.

Miguel Molina se ha convertido en el tercer español que conquista la victoria absoluta en las 24 Horas de Le Mans, después de que lo hiciera Marc Gené en 2009 con Peugeot y Fernando Alonso en 2018 y 2019 con Toyota. Al volante del Ferrari #50, que ha compartido con Nicklas Nielsen y Antonio Fuoco, el de Lloret de Mar completó una carrera muy sólida donde hubo lluvia, accidentes y hasta un largo coche de seguridad de cuatro horas.

Se acabaron los tiempos en los que una o dos marcas se jugaban las victorias en las 24 Horas de Le Mans. La llegada de la normativa 'Hypercar' ha convertido la categoría principal del Campeonato del Mundo de Resistencia en la envidia de cualquier otro campeonato, con nada menos que 23 coches  de nueve fabricantes distintos: Ferrari, Porsche, Toyota, Peugeot, Alpine, Cadillac, BMW, Lamborghini e Isotta Fraschini. 

Con estos ingredientes, y hasta cuatro fabricantes que partían con opciones de pelear por la victoria (Ferrari, Toyota, Porsche y Cadillac), la batalla estaba servida. Nada menos que una decena de coches, contando los oficiales y los equipos cliente, podían llegar a meterse entre los tres primeros puestos en la 94ª edición de esta legendaria carrera.

A diferencia de lo que ocurrió el año pasado, y en muchas otras ediciones, la arrancada fue limpia, sin incidentes que lamentar. Si bien nadie forzó, pronto vimos el primer cambio del liderato, el cual defendía el Porsche #6 pilotado por Kévin Estre después de haberse alzado con la 'pole position' el jueves. Pero Nicklas Nielsen, al volante del Ferrari #50 que comparte con Miguel Molina, se colocó primero, seguido de su coche hermano, el #51 que ganó el año pasado.

 

En las primeras horas de carrera se vio que Ferrari tenía un plus de ritmo, y que sería el rival a batir en estas 24H de Le Mans. Sin embargo, un coche con el que a priori no se contaba para estar tan arriba, el Ferrari 499 privado #83 pilotado por Robert Kubica, Yifei Ye y Robert Shwartzman, se erigió como líder cuando la lluvia llegó al circuito.

El avance de la carrera nos dejó sin algunos de los coches que podían dar la campanada, o al menos luchar por un resultado en el 'top 5', como los dos Alpine, que sufrieron sendos problemas de motor que les obligaron a terminar su primera participación en las 24H de Le Mans. El Cadillac número 3, de Bourdais, Dixon y Lynn, también sufría un toque contra las barreras. Y Robin Frijns chocaba con el BMW #20.

Unas clásicas 24H Le Mans con lluvia y cuatro horas de safety car

Cuando caía la noche, Robert Kubica se complicó la vida y echó por tierra su liderato al golpear el BMW de Dries Vanthoor cuando estaba doblando a un GT. Una sanción posterior de 30 segundos en su parada en boxes posterior, le relegó a la batalla por el podio, olvidándose de un sólido liderato que le situaba como mejor Ferrari de la pista.

El fuerte accidente de Vanthoor provocó un largo safety car de más de una hora, debido a que las protecciones resultaron dañadas. Justo después llegó la temida lluvia, y el Toyota número 8 de Buemi, Hartley e Hirakawa asumía el liderato de la prueba. Con múltiples salidas de pista, entre ellas la del BMW #46 de Valentino Rossi que quedaba fuera de carrera, quedaba patente que el circuito se encontraba en condiciones muy difíciles.

Por este motivo y por la baja visibilidad en el circuito, Dirección de Carrera decidió sacar a pista el Safety Car, neutralizando la carrera durante nada menos que cuatro horas. Tras reanudarse la acción y después de las paradas en boxes para cambiar neumáticos de lluvia por los de seco, el Porsche #6 se colocó en cabeza de carrera, seguido por los Toyota, del Cadillac de Palou y de los Ferrari, que sufrieron con los safety car.

Un final de carrera más emocionante que los de la Fórmula 1

La recta final fue verdaderamente emocionante. Ferrari recuperó la cabeza de carrera, alternándose en algunos momentos con el Cadillac #2 con un Palou brillante, pero con estrategia cambiada, lo que le situaba primero cuando el resto entraban. El Ferrari #50 se erigió como favorito tras el mediodía, pero en esta carrera nada se puede dar por hecho.

La lluvia volvió a llegar a falta de un par de horas para el final de las 24H de Le Mans, y con ello los nervios y los incidentes. Mientras que Molina mandaba con el coche número 50, el Toyota #8 sufría un trompo tras recibir un toque de Alessandro Pier Guidi, al volante del Ferrari #51, que no sería sancionado. Así, el Toyota perdió varias posiciones.

Casi al mismo tiempo, el Ferrari #50 era advertido de que llevaba una puerta abierta, y debido a ello tenía que pasar por boxes para colocarla, lo que le hizo caer al quinto puesto. El #51, mientras tanto, fue superado por el Toyota #7 pilotado por un sublime 'Pechito' López, lo que tras la parada del Ferrari líder, le colocaría en la primera posición.

La última hora y media de carrera fue una batalla abierta entre distintos coches y marcas, con Toyota, Ferrari, Cadillac y Porsche situados entre los cuatro primeros puestos. El primero, el Toyota #7, mandaba con tan solo 12 segundos de ventaja sobre el Ferrari #51, a quien finalmente le cayó una sanción de cinco segundos después de su toque con el Toyota 8.

Con una estrategia a pie cambiado tras haber llenado de combustible durante su parada para reparar la puerta, el Ferrari número 50 recuperó el liderato a falta de menos de una hora para la bandera a cuadros. Sin embargo, debía ser momentáneo hasta su última parada en boxes, puesto que el Toyota #7 pilotado por López estaba cerca... Pero un trompo del argentino reafirmó el primer lugar del Ferrari #50.

La escudería de Maranello no tenía todavía la victoria asegurada. Durante la última media hora de la carrera, Niklas Nielsen tendría que mantener el primer puesto y también ahorrar combustible para conseguir llegar a meta sin tener que volver a parar, mientras que López bajaba de treinta segundos de diferencia, lo que obligaba a Ferrari a tener que alcanzar el final con el combustible que tenía.

López volaba y ponía toda la presión que podía sobre Ferrari, llegando a colocarse con 27 segundos de diferencia entre ambos, obligando a Nielsen a darlo todo bajo la lluvia y a consumir más de lo que habría querido. El piloto danés de Ferrari afrontó la última vuelta con tan solo un 9% de combustible, una cifra muy justa para acabar la carrera.

Al tiempo que Nielsen negociaba cada centímetro del asfalto de La Sarthe en su último giro, las cámaras enfocaban el box de Ferrari en Le Mans, con Miguel Molina y Antonio Fuoco mordiéndose las uñas. Tras más de 24 horas de carrera, Nielsen lo logró y brindó la segunda victoria consecutiva a Ferrari, que el año pasado regresó por todo lo alto tras 50 años de ausencia en Le Mans.

Detrás del Ferrari #50, completaron el podio absoluto de las 24 Horas de Le Mans 2024 el Toyota GR010 #7, compuesto por José María López, Kamui Kobayashi y Nyck de Vries; y el Ferrari #51 que se impuso el año pasado, pilotado por Antonio GIovinazzi, Alessandro Pier Guidi y James Calado. El Cadillac #2, donde competía Álex Palou, fue séptimo.

En la categoría LMP2, conquistó la victoria el prototipo #22 de United Autosports, formado por Oliver Jarvis, Bijoy Garg y Nolan Siegel. Nuestro representante aquí, Lorenzo Fluxá, completó una buena actuación llegando a pelear por el podio, aunque el resultado final (duodécimo en LMP2) no lo refleja, tras verse involucrados sus compañeros en distintos incidentes.

En LMGT3, nuestro principal aspirante al podio, Álex Riberas, abandonó después de un accidente de uno de sus compañeros de equipo. Por otra parte, Daniel Juncadella, cruzó la línea de meta en su debut, aunque en una discreta undécima posición, tras echar en falta ritmo para luchar por los primeros puestos. Ganó la categoría el equipo Manthey Ema, con un Porsche 911 GT3 pilotado por Yasser Shahin, Morris Schuring y Richard Lietz.

Las 24 Horas de Le Mans 2025 se celebrarán los días 14 y 15 de junio.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.