Skip to main content

Noticia

Motor

Vehículo híbrido, ¿qué debes saber?

Prueba Toyota Higlander Hybrid

En 2020, se vendieron un total de 164.229 vehículos híbridos en España. La cifra supone un incremento de más del 52 % con respecto a las matriculaciones registradas en 2019.

No te pierdas nuestro especial sobre coches híbridos

De la cifra total, 140.869 matriculaciones corresponden a híbridos eléctricos; mientras que 23.360 son híbridos enchufables. Los datos, facilitados por Anfac, dejan clara una conclusión: los híbridos no enchufables se consolidan como la tecnología de entrada a la electro-movilidad duplicando su presencia en las ventas globales hasta registrar el 13,64% de la cuota total de mercado durante 2020.

Toyota Prius Plug-in

Ventajas y desventajas de los coches híbridos

Vamos a repasar aquí los argumentos a favor y en contra de la compra de un coche híbrido.

A favor:

  • Ahorro de combustible. Este es mucho mayor si se trata de un híbrido enchufable (PHEV) que de un híbrido eléctrico (un poco más abajo te explicamos las diferencias). Datos facilitados por Peugeot afirman que los motores de combustión eficientes anuncian un consumo medio de entre 4 y 6 euros a los 100 km; en el caso de los híbridos enchufables, la cifra oscila entre 1,1 y 2,5 euros/100 km
  • Ahorro en mantenimiento. De nuevo esta ventaja es mayor en los PHEV. El coste de las revisiones, es inferior en un coche eléctrico, cuyo motor y transmisión apenas requieren mantenimiento; y muchas de sus piezas de desgaste, como los frenos, tienen una mayor duración. En el híbrido enchufable el inferior coste de mantenimiento se reduce, en exclusiva, a los frenos.
  • Ahorro en impuestos. Algunas de las tasas que se abonan durante la compra y a lo largo de la vida útil del vehículo se establecen en función de las emisiones contaminantes (el impuesto de matriculación, por ejemplo). Para otras, como el impuesto de circulación, los ayuntamientos establecen descuentos para los vehículos más eficientes
  • Beneficios de la etiqueta medioambiental. Los híbridos enchufables lucen la etiqueta Cero Emisiones de la DGT (siempre y cuando homologuen una autonomía en modo eléctrico igual o superior a 40 km). Esto les permite circular libremente por zonas restringidas (como Madrid Central o la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona), disfrutar de descuentos en peajes, utilizar carriles especiales... Para los híbridos eléctricos y los PHEV con autonomía eléctrica inferior a 40 km, la etiqueta es la ECO, esto les concede también ventajas fiscales y de circulación, aunque en menor medida
  • Tranquilidad. Los vehículos híbridos son la opción perfecta para los conductores preocupados por el medio ambiente que no quieren sufrir range anxiety (ansiedad por la autonomía o miedo a quedarse sin energía en mitad del camino y sin un punto de recarga cerca). Pueden circular en modo cero emisiones el tiempo (y espacio) suficiente para la mayor parte de los trayectos cotidianos; y cuando se trata de viajes largos, el motor de combustión permite recorrer cientos de kilómetros sin parar a repostar.

En contra:

  • El precio. Este es el principal argumento en contra de la compra de un vehículo híbrido. A día de hoy, combinar dos mecánicas supone afrontar un sobreprecio con respecto a las versiones de combustión. Ojo, la diferencia desaparecer si hablamos de un modelo de hibridación ligera. Y, en cualquier caso, si se valora el gasto total que acarrea un coche a lo largo de su vida útil, el ahorro en combustible y mantenimiento termina inclinando la balanza a favor del híbrido pasados unos cinco años de la compra.
  • No son tan ecológicos como parece. Esta otra es de la defensa en contra de la adquisición de un híbrido de los ecologistas que consideran injusto que los híbridos no enchufables e, incluso, los PHEV tengan ventajas fiscales y de circulación. Su queja es que no hay forma de garantizar que circulan en modo cero emisiones cuando acceden a zonas restringidas.
Seat León híbrido

Tipos de vehículos híbridos

Actualmente existen en el mercado tres tipos de vehículos híbridos. La clave para diferenciarlos está en su nivel de electrificación y los kilómetros que pueden recorrer en modo eléctrico. De menos a más son estos:

  • También conocidos como híbridos suaves, los vehículos Mild Hybrid utilizan una tecnología híbrida de 48 voltios. Combinan un motor de combustión (ya sea diésel o gasolina) que se apoya en otro eléctrico (de 48 voltios) que suma unos 12 kW de potencia adicional. Esta potencia extra se utiliza en varias fases de la conducción, como el arranque (que se vuelve más rápido y suave), las aceleraciones (más rápidas y dinámicas) y las frenadas (el sistema aprovecha estos momentos para recuperar energía que se almacena en el sistema eléctrico)

Los 20 mejores coches híbridos del momento

  • Un coche híbrido eléctrico (HEV) o híbrido convencional (también se conocen como híbridos no enchufables) lleva dos mecánicas, la de propulsión convencional y un pequeño motor eléctrico que apoya a la primera en circulación urbana y al acelerar. No lleva toma de enchufe porque la batería se recarga al acelerar o cuando el coche desciende una pendiente (es lo que se conoce como recuperación de energía en la frenada). Si se necesita la máxima potencia, ambos motores funcionan a la vez, siempre controlados por el ordenador de a bordo. El motor eléctrico sólo puede recorrer unos pocos kilómetros (menos de 10). En este enlace tienes más detalles sobre el funcionamiento de un coche híbrido
  • Un coche híbrido enchufable (PHEV) también combina un motor eléctrico y uno de combustión pero, en este caso,  la batería se carga tanto en recuperación como con una toma de corriente. De esta forma consiguen una autonomía eléctrica mucho mayor (la media está en 50 km)
Híbrido o híbrido enchufable

Tipos de motor

Ha quedado claro entonces que los híbridos se diferencian porque combinan dos motores:

  • Por un lado, el motor de combustión. Puede ser diésel o gasolina, aunque la mayor parte de los híbridos a la venta se decantan por la gasolina (en enero de 2020 se matricularon 1.131 híbridos de gasolina, frente a los 127 diésel).
  • Por otro el motor eléctrico alimentado por una batería. Su función varía en función del nivel de hibridación: en los híbridos no enchufables es un apoyo que reduce el consumo y las emisiones; en los PHEV puede funcionar de manera independiente recorriendo varios kilómetros sin emitir ni un gramo de CO2

Cuál es su impacto en el medio ambiente

Los coches híbridos se alzan como un aliado del medioambiente en la medida en que reducen las emisiones contaminantes, especialmente las de dióxido de carbono (CO2). 

Es por eso que, desde el Gobierno, se incentiva especialmente la compra de los enchufables que, como ya hemos explicado, son los que pueden recorrer más kilómetros en modo eléctrico.

Y además