Skip to main content

Noticia

Lo último de Tesla: un limpiaparabrisas termomargnético

Limpiaparabrisas

Esto lo queremos hasta para los cristales de casa...

Dispuesta a revolucionar todo lo que tiene que ver con la automoción, Tesla ha registrado la patente de un limpiaparabrisas termomagnético que promete eliminar mucha más suciedad y, sobre todo, limpiar todo el cristal de una pasada.

Hay que remontarse a 1903 para llegar hasta el origen de los limpiaparabrisas. Su inventora es Mary Anderson, una de las cinco mujeres que ha revolucionado el mundo del automóvil. Y aunque ha llovido mucho desde entonces (y nunca mejor dicho), los limpiaparabrisas del coche apenas han cambiado desde entonces.

Cinco coches que han sorprendido por sus cristales en el Salón de Frankfurt 2019

Anderson inventó un sistema que se activaba de forma manual desde el interior del vehículo y permitía retirar la lluvia y restos de suciedad sin que el conductor tuviera que parar y bajar del coche. Desde entonces la idea ha evolucionado con diferentes niveles de intensidad o sensores que activan los limpias sin intervención del conductor. Pero la esencia del invento sigue siendo la misma... hasta que ha llegado Tesla.

Tesla registró una patente en marzo 

Aunque lo ha hecho público ahora, fue el pasado mes de marzo cuando Tesla registró la patente de un sistema de limpiaparabrisas termomagnéticos

El gran cambio con respecto a los limpiaparabrisas tradicionales es que mientras estos utilizan un brazo (o dos) que gira desde un punto fijo y forma un ángulo de limpieza; los de Tesla hacen un recorrido horizontal a lo largo de todo el limpiaparabrisas. El resultado es una mayor superficie de arrastre y, con eso, una mayor eficacia.

Para lograr esto, en lugar de un motor eléctrico convencional de eje giratorio, los ingenieros de Tesla han recurrido a un sistema que utiliza un actuador lineal.

Un paréntesis de humor: el invento que no debes usar aunque se estropeen los 'limpias'

Tesla asegura que su invento mejora los limpiaparabrisas convencionales no solo porque abarca una mayor superficie acristalada, también porque elimina muchos elementos mecánicos.

¿Cuál es el parabrisas más grande del mundo?

"En algunos sistemas de limpiaparabrisas convencionales, los motores eléctricos que se usan para mover las escobillas de limpiaparabrisas incluyen muchos componentes mecánicos, como engranajes y cojinetes", explican en la patente que han registrado. "El movimiento deslizante de los componentes mecánicos crea una fricción significativa que obliga a la batería del vehículo a suministrar energía adicional, lo que disminuye la autonomía del vehículo", aseguran.

"Además, los engranajes y cojinetes de los sistemas convencionales son susceptibles a la oxidación y al desgaste, lo que puede conducir a una limpieza poco eficiente de los parabrisas; cuando estos sistemas corroen el riesgo de accidentes aumenta", argumentan desde Tesla.

mujeres pioneras en el motor

Desde la teoría, el nuevo sistema de limpiaparabrisas termomagnéticos de Tesla pinta muy bien. Ahora solo resta esperar para ver si los montan en algunos de los nuevos modelos, como el Tesla Roadster o, por qué, el Tesla Semi, el primer camión de Tesla, o si se convierte en una de esas muchas patentes que se registraron y de las que sus creadores nunca más se acordaron.

Y además