Skip to main content

Noticia

Coches 4x4

La última actualización del Land Rover Defender llega de Fusion

Land Rover Defender by Fusion Motor Company

La última actualización del Land Rover Defender llega de Fusion Motor Company, un preparador capaz de extraer el máximo rendimiento al clásico 4x4.

Mientras que muchos esperan con anhelo el retorno de uno de los todoterrenos más emblemáticos de todos los tiempos, otros nos brindan lo mejor de la versión que fue retirada del mercado hace ahora apenas un año. Y es que la última actualización del Land Rover Defender llega de Fusion Motor Company, un preparador que ha sido capaz de extraer el máximo rendimiento al clásico 4x4.

No te pierdas: Land Rover Defender 2018: cazado en fase de pruebas

Se denomina LS3 Corvette Powertrain Package y, como ya irás pudiendo intuir, tiene el potenet motor V8 del Chevrolet Corvette como protagonista. El paquete ha sido recientemente instalado en un Santorini Black Defender 110 e incluye un motor V8 LS3 de 6.2 litros de General Motors, el mismo que equipa el Corvette Stingray y que produce la friolera de 430 CV, o lo que es lo mismo, 122 CV más que anterior bloque 3.9 del Defender.

Vídeo: el Land Rover Defender sigue vivo, mira esta super versión:

Muchas mejoras, además de un motor V8 LS3

Pero esta refinada actualización mecánica del Land Rover Defender está acompañada también de una serie de mejoras para el icónico todoterreno. Una transmisión automática de seis velocidades procedente de GM que ha sido adaptada por Fusion para acoplarse a la caja de transferencia original del Defender. Aunque el preparador también otorga la oportunidad a sus clientes de solicitar una caja de transferencia Atlas y un eje pesado personalizado.

Además del completo sistema de propulsión, Fusion Motor Company ha equipado el todoterreno con una nueva parrilla y llantas de aleación de color negro y 18 pulgadas de tamaño, las cuales están envueltas en neumáticos todoterreno Nitto Ridge Grappler. Otros detalles mencionables son los faros completos de LED, el nuevo parachoques delantero y los peldaños laterales para acceder al interior.

Y hablando del interior, teniendo en cuenta que se trata de un Land Rover Defender de 1991, el habitáculo también ha recibido una serie de actualizaciones que incluye una imagen más moderna gracias a una tapicería de cuero en dos colores con acentos en negro piano. Un volante forrado en piel, alfombrillas nuevas y tela de gamuza azul, así como un sistema de infoentretenimiento Pioneer con pantalla de 7 pulgadas y compatibilidad con Apple CarPlay para adaptarse a los estándares actuales.

Lecturas recomendadas