Skip to main content

Noticia

Ahora son Uber y Cabify los que anuncian dos días de movilizaciones

Uber
Como ya lo hicieran los taxistas, tienen pensado bloquear el madrileño Paseo de la Castellana

Se presenta una semana movidita en el mercado de alquiler de coches con conductor, incluidos dos días de movilizaciones de Uber y Cabify.

Si no hay cambios de última hora, el próximo viernes el Gobierno dará luz verde al decretazo de las VTC. Será este el que transfiera las competencias para regular el mercado de licencias VTC a las comunidades autónomas, de manera que podrán obligar a tener una segunda licencia para operar lo que permitiría acercarse al ratio 1/30 tan demandado por los taxistas.

VÍDEO: te explicamos en dos minutos que es una VTC y el conflicto con los taxistas

Como funciona una licencia VTC y por qué 'molestan' tanto a los taxistas

Pero lo que a unos les viene bien, a otros no tanto. Y si hace unas semanas fueron los taxistas los que se movilizaron para pedir lo que creen justo, ahora son las plataformas de alquiler de coches con conductor, encabezadas por Uber y Cabify las que han decidido desenterrar el hacha de guerra.

Un día gratis y dos de movilizaciones

El fin de semana supimos que el 26 de septiembre Uber y Cabify ofrecerán servicios gratis a todos los clientes que lo soliciten a través de sus aplicaciones (un servicio por cliente). Esto será el comienzo de su plan de protestas que, según publica el diario El Mundo, se completa con dos jornadas de movilizaciones, el jueves y el viernes, ante el Ministerio de Fomento.

Supone esto que tal y como hicieran los taxistas hace menos un mes, las empresas y conductores de vehículos con licencia VTC bloquearán el madrileño Paseo de la Castellana. Lo harán entre las 11.00 y las 14.00 horas con el objetivo de visibilizar "la realidad del sector como hicieron los taxis en julio, pero de manera legal", según declaraciones recogidas por El Mundo

Alto riesgo de conflicto

Las dos partes implicadas, VTC y taxistas, saben que el riesgo de enfrentamientos es alto, especialmente teniendo en cuenta lo sucedido en movilizaciones anteriores y que los taxistas han rechazado sentarse a negociar con Uber y Cabify.

 

Y además