Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Los tres factores que más suben el consumo de un coche eléctrico

Carga coche eléctrico
A menos consumo, más autonomía y al contrario

Los coches eléctricos consumen menos, pero consumen. No consumen carburante (del que tan elevados precios está alcanzado estos días), pero consumen. Y cuanta más electricidad consumen, menos kilómetros pueden recorrer sin tener que parar a recargar la batería. Pero como en casi todo hay trucos que ayudan a aumentar la autonomía y a reducir el consumo. 

Así queda la autonomía de los coches eléctricos más vendidos con el nuevo ciclo WLTP

Estos son los tres factores que más influyen en el consumo de un coche eléctrico.

1. Salir a carretera

Por ahora, los eléctricos puros siguen siendo coches de ciudad. Eso no significa que no puedan afrontar viajes por autovías y autopistas (tan largos como su autonomía se lo permita), pero su consumo aumentará y la carga de su batería bajará con más rapidez.

Las características de la circulación en ciudad, léase los atascos y las velocidades contenidas, permiten estirar la autonomía de los coches eléctricos hasta llegar casi a los valores oficiales. En carretera abierta la cosa cambia: a velocidades de 100 y 120 km/h la energía de las baterías se consume mucho más rápido y hay modelos en los que la distancia a recorrer con un carga se reduce hasta en un 50%.

 2. Abusar del aire acondicionado y la calefacción

Una de las máximas de la conducción eficiente es hacer un uso responsable del aire acondicionado y la calefacción. Insisto, un uso responsable porque no usar nada el aire acondicionado en verano baja el consumo sí, pero también es peligroso (da sueño, resta concentración...).

Cuando hablamos de coches eléctricos, la influencia del uso de los sistemas de climatización sobre el consumo es mucho mayor ya que para funcionar de la misma batería que el motor. 

Un truco: trata que tu coche alcance la temperatura adecuada mientras está conectado la punto de carga, así el consumo no se verá tan afectado.

En este vídeo tienes varios consejos para mantener la temperatura idea de tu coche

3. La forma de conducir

De esto también hemos hablado largo y tendido cuando se trata de optimizar el consumo de un coche de combustión. Tu forma de conducir influye y mucho en cuánto gasta tu coche. Hay tres factores fundamentales:

  • Acelerador. Lo de que los coches eléctricos son menos potentes es uno de los muchos mitos que rodea este nuevo mercado. Lo cierto es que la respuesta cuando pisas el pedal del acelerador de un enchufable es más rápida por lo que presionar más de la cuenta supone un exceso de consumo innecesario.
  • Freno. Por aquello de la regeneración de energía, los eléctricos tienen mayor capacidad de freno motor. Por eso, si mantienes una velocidad constante y favoreces la regeneración puedes reducir el consumo hasta un 20%.
  • Modos de conducción. Por regla general, los coches eléctricos tienen como mínimo dos modos de conducción: uno, limita la potencia y gana energía; otro permite disfrutar de una conducción deportiva pero también eleva el consumo.

Y además