Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Un Tesla Model 3 se “traga” 11 conos de obra con su conductor dormido

Tesla Model 3
Dice que el sistema de frenada de emergencia no actuó.

Con la llegada de los sistemas de conducción autónoma, para lo que todavía queda algún tiempo, hay quien clama (con toda la razón del mundo) a quién se va a culpar en caso de accidente. Pues bien, en la actualidad tenemos sistemas de asistencia y conducción semiautónoma y ya hay quien echa la culpa a su coche de lo que ocurre, como es el caso del conductor de este Tesla Model 3.

Antes de entrar en materia, es mejor que veáis lo ocurrido con vuestros propios ojos:

Es una situación de lo más común: vas conduciendo por una autopista de tres carriles cuando, por obras, un letrero luminoso avisa de que el izquierdo se cierra, indicando además que hay que cambiarse al central.

Probamos el Tesla Model 3

Cualquier persona que vaya al volante de un coche reduciría la velocidad, pondría el intermitente y se colocaría en el carril central. Ahora bien, el protagonista, según explica en la descripción del vídeo en Youtube, no pudo hacerlo porque se quedó dormido al volante, error que reconoce como propio.

Ahora bien, hasta ese momento confiaba en las capacidades del Tesla pero, para su sorpresa, el sistema de frenada de emergencia (AEB por sus siglas en ingles) no se activó, siguiendo recto y llevándose por delante hasta 11 conos.

Aunque acepta su responsabilidad por quedarse dormido, se queja de que el sistema no fuera capaz de detectar dichos obstáculos y actuar en consecuencia. En este punto puede tener razón, pero Tesla ha dejado claro en múltiples situaciones que sus asistentes son suplementarios y que no eximen a quien vaya al volante de estar atento y pendiente de lo que ocurre en la carretera.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además