Noticia

Estilo de vida

Otra vez a subasta el Nissan Skyline GT-R de Paul Walker

Noelia López

15/01/2016 - 06:55

Una vez más, han puesto a la venta el Nissan Skyline GT-R que Paul Walker condujo en la cuarta entrega de 'Fast&Furious'. No hay datos de cuál será la cifra de partida ni de cuánto esperan obtener con la puja. Pero teniendo en cuenta que no es la primera vez que busca dueño y que, en la última venta, pedían 750.000 euros, la cifra no va a ser baja.

Es una pena pero parece que el Nissan Skyline GT-R de Paul Walker no encuentra quien lo quiera. Por segunda vez en poco más de año, el mítico deportivo sale a subasta y aunque no hay datos de cuál será la cifra de partida, es seguro que no será baja.

Fue en la cuarta entrega de la saga 'Fast&Furious', cuando el malogrado actor pidió un Nissan Skyline GT-R que él mismo preparó.

La muerte de Walker, que falleció en accidente de tráfico mientras iba de copiloto en un Porsche Carrera GT con su amigo Roger Rodas, ha multiplicado el valor de este modelo que muchos han unido de por vida al personaje de Brian O´Connor.

A pesar de esto y que son millones lose seguidores de la trama, el Nissan Skyline GT-R no parece tan fácil de colocar. A principios de 2014 la web GTA International lo sacaba a la venta. Pero no debieron encontrar comprador porque solo unos meses después, el sitio de venta online Classic Trader anunció que buscaba comprador para el Skyline R-34 de Paul Walker.

No te pierdas el siguiente vídeo como homenaje a Paul Walker:

Tampoco hubo noticias entonces de si alquien lo había comprado ni por cuanto.

A falta de saber la cantidad que los seguidores de 'A Todo Gas' estarían dispuestos a pagar por uno de los modelos más deseados de la saga, recordamos que Classic Trader fijó un precio de partida de 750.000 euros, pero calculó que podría subir en la subasta hasta los 5

cinco millones. Eso sí, en aquél momento la mitad de lo ganado debía ir destinado a la ONG que fundó Paul Walker, ROWW.

Quien esté dispuesto a pagar esa suma, recibirá un modelo absolutamente único y original. Hay que tener en cuenta que además de este ejemplar, se usaron en la película ocho Nissan GT-R ‘de pega’, que no eran más que carrocerías de plástico sobre el chasis de otros tantos Volkswagen Escarabajo.

El modelo subastado sí monta el motor de seis cilindros en línea con 2,6 litros de cubicaje, doble turbo y 550 CV, aunque con la modificación de la electrónica puede llegar a los 1.300 CV. Quien se lleve el GT-R recibirá una pieza única con solo 6.000 kilómetros a sus espaldas, pero eso sí, sin climatizador ni airbags. A cambio, equipa el ordenador de a bordo original de la película, que por lo visto funciona perfectamente.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches