Noticia

Coches clásicos

Subastados estos dos Shelby Cobra Roadster de los 60

Aarón Pérez

24/05/2016 - 17:30

Este fin de semana han sido subastados estos dos Shelby Cobra Roadster de los 60. Se trata de dos ejemplares que superaron la barrera del millón de dólares (cada uno), una unidad de 1964 y la otra de 1967. Ambos se encuentran en un estado de conservación impecables y son dos joyas del automovilismo de los mitad de siglo que ahora cuenta con nuevos propietarios.

No te pierdas: A bordo del Shelby Cobra Daytona en Goodwood

Este fin de semana han sido subastados estos dos Shelby Cobra Roadster de los 60. Se trata de dos ejemplares que superaron la barrera del millón de dólares (cada uno), una unidad de 1964 y la otra de 1967. Han sido vendidos por Mecum Auctions en una subasta celebrada el pasado 20 de mayo, donde ambas unidades han encontrando nuevos y afortunados propietarios.

En primer lugar, tenemos un Shelby Cobra 427 Roadster de 1967 cuya estimación inicial situaba su precio de venta entre 1,1 y 1,3 millones de dólares. La estimación dio en el clavo ya que se vendió por 1,1 millones de dólares. Como apreciarás en las imágenes, es el ejemplar de color blanco, el coche está en condiciones de primera clase y aún cuenta con la pintura original y un interior de cuero negro.

Este Cobra Roadster de 1967 ha recorrido 32.452 kilómetros desde entonces y proviene de la colección privada de Joe McMurrey. Cuenta con un historial detallado y bajo el capó se esconde un potente motor V8 de 7,0 litros (el famoso 427), el cual envía la potencia a las ruedas traseras Halibrand a través de una transmisión de cuatro velocidades.

Siguiendo la estela del primero, este Shelby Cobra 289 Roadster de 1964 tenía un precio estimado de venta de entre 800.000 y 1 millón de dólares, y de nuevo se acertó de lleno. Este ejemplar, con número 271 de la serie limitada a 453 unidades, se vendió por 1 millón de dólares al fundador de Mercury Marine, E.C. Kiekhaefer. El coche perteneció, en primera instancia, al campeón del mundo de la NHRA, Bruce Larson.

En la década del 2000, el coche fue comprado por un coleccionista, el cual lo envió al restaurador Dave Wagner, de Detroit, para un trabajo completo. En el año 2003 fue devuelto a sus días de gloria. Cuenta con un motor V8 de 4,7 litros unido a una transmisión de cuatro velocidades. Se asienta sobre llantas de radios cromadas, está equipado con una tapa de llenado de combustible rápido, mientras que el interior es de cuero rojo. No te pierdas los vídeos ni la galería de imágenes.

Fuente: Mecum Auctions

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Buscador de coches