Skip to main content

Noticia

Motor

Sillas de niño para coche: ¿cuándo hay que cambiarlas?

Silla de coche de bebé Star Ibaby

Cuando viajamos en coche con niños, éstos necesitan un sistema de retención adecuado a su edad, a su talla y a su peso. Evidentemente estas características van cambiando a medida que crecen y el que compramos en su momento se quedará pequeña impidiendo que viajen cómodos y, sobre todo, seguros. ¿Cuándo hay que cambiar la silla de los niños para el coche?

Guía para elegir la silla de coche perfecta para bebés y niños

En España los Sistemas de Retención Infantil (SRI) se dividen en dos grupos en función de las normativas de homologación. Actualmente son dos los parámetros que conviven en el mercado:

  • ECE R44/04: divide las sillitas en diferentes grupos (0/0+/1/2/3) basándose en el peso del niño. Incluye combinaciones dentro de esta clasificación general que permite adaptarse mejor a las necesidades de los pequeños con el paso del tiempo.
  • Norma i-Size (ECE R129 i-Size): es más estricta que la anterior y su clasificación se lleva a cabo en función de la altura.

Sillas de coche i-Size (45-75 centímetros)

Encontramos este sistema entre los que se han adaptado a la normativa más reciente. Se trata de capazos equipados con arneses que garantizan la máxima sujeción: deben ir instalados con los anclajes Isofix, en sentido contrario a la marcha del coche y están destinados a bebés con una altura entre 45 y 75 centímetros.

Sillas de coche i-Size

Sin dejar de lado la homologación ECE R129 i-Size nos encontramos dos clasificaciones más: las sillas para niños que miden hasta 105 centímetros y aquellas adecuadas para los que su altura está entre los 100 y los 150 centímetros.

Sillas i-Size hasta 105 centímetros

Son aquellas que van sujetas con los anclajes Isofix y tienen arneses de seguridad para que la sujeción al respaldo de la silla sea la máxima. Su instalación es obligatoria en sentido inverso a la marcha hasta que el niño tenga quince meses.

Sillas i-Size de 100 a 150 centímetros

Estos sistemas (equivalentes a los del Grupo 2/3 de la normativa R44/04) incorporan un respaldo que no se puede separar de la base, se sitúan en el sentido de la marcha y no tienen limitación de peso. Además, sus conectores son retractiles, es decir, se pueden anclar con el sistema Isofix o con el cinturón de seguridad. Son recomendables para niños que tienen entre 3,5 y 12 años aproximadamente, pero hay que tener en cuenta que cuando midan entre 135 y 150 centímetros necesitarán una silla específica.

Guía para elegir silla de coche para bebés o niños

Sillas de coche para niños del Grupo 0/0+ (de 0 a 18 meses)

Dentro de esta clasificación nos encontramos con las sillas del Grupo 0 y las incluidas en el Grupo 0/0+, que se diferencian en el peso que pueden soportar.

Grupo 0

  • Peso: hasta 10 kilos 

Son capazos adaptados para los recién nacidos, que deben colocarse en posición transversal en el asiento posterior del coche. La cabeza del niño debe estar dirigida hacia el interior.

Grupo 0/0+

  • Peso: de 0 a 13 kilos

Son sillitas que protegen al bebé a través de unos arneses, van colocadas en el sentido contrario a la marcha y pueden ubicarse tanto en la parte trasera como en la delantera… siempre que sea una de las excepciones que lo permitan.

Silla de auto KIDFIX III S

Sillas de coche para niños del Grupo 1 (de 9 a 36 meses)

  • Peso: de 9 a 18 kilos

Estos sistemas de retención sujetan a los niños a través de un arnés y van anclados al vehículo a través del Sistema Isofix o del cinturón de seguridad. Es aconsejable que se coloquen en el sentido inverso a la circulación.

Sillas de coche para niños del Grupo 2 (de 3 a 12 años)

  • Peso: de 15 a 25 kilos

Son elevadores provistos de respaldo que permiten adaptar el recorrido del cinturón de seguridad de tres puntos al sistema de retención. Con este sistema el niño puede viajar en el sentido de la marcha y ocupar la plaza delantera si cumple alguna de las excepciones.

Silla de auto KIDFIX III S

Sillas de coche para niños del Grupo 3 (de 9 meses a 12 años)

  • Peso: de 22 a 36 kilos

Se trata de un alzador que eleva al niño para que pueda utilizar el cinturón del coche con total seguridad. Puede ir en el sentido de la marcha en las plazas traseras y, cuando lo permita la ley, ocupar el asiento del copiloto.

Alzadores

Los niños deben utilizar, obligatoriamente, un sistema de retención infantil hasta que alcancen una estatura de 135 centímetros. Sin embargo, la Dirección General de Tráfico recomienda hacer extensible su uso hasta que superen los 150 centímetros.

Los alzadores se pueden empezar a usar cuando el pequeño mida, como mínimo, 105 centímetros: en este caso debe tener respaldo y la altura suficiente para hacer que la banda diagonal del cinturón de seguridad pase por debajo de su cuello sin tocarlo. Cuando su estatura alcance los 125 centímetros podrá emplear un elevador sin respaldo.

Y además