Skip to main content

Noticia

¿Y si tu coche supiera exactamente cómo te sientes?

¿Y si tu coche supiera exactamente cómo te sientes?

Si tu coche supiera exactamente cómo te sientes podría adaptar la música, la iluminación y hasta los reglajes de los asientos a tu estado de ánimo sin que tú tuvieras que hacer nada. Esto que suena a magia pronto podría ser posible gracias al sistema de reconocimiento facial en el que trabaja Ford.

¿Qué pasaría si tu coche supiera exactamente cómo te sientes? Es decir, si tu coche pudiese adivinar que has tenido un mal día en la oficina y que lo único que te apetece es conducir rodeado por el silencio y podría apagar la radio sin hacer tú el menor gesto. O, al contrario, si pudiese anticipar que ha sido una jornada de las buenas y que el cuerpo te pide una sesión de música animada, podría seleccionar esa playlist que preparaste hace tiempo para un día como este.

Ford trabaja en una tecnología para detectar baches

Suena bien, ¿verdad? Pero también suena como algo muy alejado en el tiempo...

Pues no lo es tanto. Ford está trabajando en un sistema de reconocimiento facial capaz de interpretar los gestos para saber cuál es el estado de ánimo del conductor y actuar en consecuencia.

"Estamos en el buen camino para desarrollar un coche empático que podría contarte un chiste para animarte, ofrecerte consejo cuando lo necesites, recordarte los cumpleaños y mantenerte alerta en un largo viaje", ha explicado Fatima Vital, senior Director de Marketing de Automoción de Nuance Communications, socio de Ford en el desarrollo de reconocimiento de voz del sistema de conectividad in-car SYNC.

Alexa será el primer paso

Este verano, el sistema de conectividad in-car Ford SYNC 3 permitirá a los conductores conectarse con Alexa, el asistente virtual de Amazon, y ofrecerá 23 idiomas diferentes y gran variedad de acentos. Al acceder a los recursos alojados en la nube, los coches del futuro podrían permitir que aún más conductores hablen su lengua materna, buenas noticias para los que hoy celebran el Día Internacional de la Lengua Materna.

"Comandos de voz como 'tengo hambre' para encontrar un restaurante y 'necesito un café' ya sitúan a SYNC 3 en el terreno de los asistentes personales", dijo Mareike Sauer, ingeniero de control de voz del Equipo de Aplicación de Conectividad de Ford Europa. "El próximo paso será que los conductores no sólo puedan utilizar su lengua materna, hablando con su propio acento, sino también utilizar sus propias expresiones, para generar un discurso más natural".

Un proyecto de investigación que Ford lleva a cabo en la actualidad con la Universidad RWTH de Aachen, incluye el uso de micrófonos múltiples para mejorar el procesamiento del habla y reducir el efecto del ruido externo y las posibles interrupciones.

Nuance dice que, a lo largo de los próximos dos años, los sistemas de control de voz podrían dirigirse a nosotros con frases como: "¿Te gustaría encargar flores para tu madre el Día de la Madre?" "¿Debería elegir una ruta con menos tráfico pero más lenta?" o "Te estás quedando sin tu chocolate favorito y tu tienda preferida lo tiene en stock. ¿Quieres pasar por allí y comprarlo?".

En un siguiente paso, el control por gestos y mirada del futuro permitiría a los conductores responder llamadas telefónicas asintiendo con la cabeza, ajustar el volumen con ligeros movimientos en zigzag y configurar la navegación con un rápido vistazo a su destino en un mapa.

"El coche pronto será nuestro asistente, compañero de viaje y alguien que nos escucha, y podrás hablar de todo y preguntar cualquier cosa, hasta el punto de que muchos de nosotros olvidemos que estamos hablando con una máquina".

Lecturas recomendadas