Skip to main content

Noticia

Seat tendrá que indemnizar a una mujer por daños morales

Seat tendrá que indemnizar a una mujer por daños morales

Un juzgado de Palma de Mallorca ha condenado a Seat a indemnizar a una mujer por los daños morales sufridos a causa de de la manipulación de las emisiones que el Grupo Volkswagen hizo en su coche. La sentencia considera que el fabricante ha "frustrado la confianza" que la mujer depositó en él y obliga al concesionario a pagarle 500 euros para reparar el daño moral causado.

Un concesionario de Seat tendrá que indemnizar a una mujer por los daños morales causados por el Dieselgate.

Así lo dicta una sentencia firmada por el Juzgado de Primera Instancia número 22 de Palma de Mallorca que ha condenado a Seat y a un concesionario de la provincia a indemnizar de forma solidaria a una mujer por los daños morales que le ha supuesto saber que habían manipulado las emisiones contaminantes de su coche.

Seat reconoce 700.000 vehículos afectados por el Dieselgate

La mujer recibirá 500 euros en concepto de indemnización porque según dice literalmente la sentencia, "la adquisición de un automóvil supone una inversión importante que representa un acto de confianza del comprador hacia el fabricante del modelo elegido y, en este caso, esa confianza se ha visto frustrada y da lugar a un genuino daño moral que, aunque no llegue a alcanzar grandes proporciones, no tiene por qué dejar de ser indemnizado".

A todo esto, el juez añade que la mujer merece una compensación "por la zozobra que despertó la revelación de lo sucedido, con la consiguiente incertidumbre sobre la situación administrativa en que pudiera encontrarse el vehículo que había adquirido".

La mujer pedía más...

La sentencia que condena a Seat a pagar 500 euros para reparar los daños morales causados a una mujer por el Dieselgate acepta únicamente una de las peticiones lanzadas por la demandante.

Ella pedía también que los hechos determinaran la nulidad o resolución del contrato (vamos, que quería que le devolvieran el dinero).

La sentencia no es firme por lo que Seat todavía puede recurrir.

Lecturas recomendadas

Más de Especial escándalo Volkswagen