Skip to main content

Noticia

Seat Ateca 2.0 TDI 150 CV 4x2, después de la polémica ya está a la venta

Seat Ateca 2.0 TDI 150 CV 4x2

Llegarán en junio de 2018.

El Seat Ateca causó un revuelo enorme en cuanto se presentó: el primer SUV de la marca, con una estética acertada y en el popular segmento C, arrasó en reservas desde el principio. De hecho, hubo una versión que concentró la mayoría de la atención de los clientes, el Seat Ateca 2.0 TDI 150 CV 4x2. Sin embargo, con un acumulado de 900 pedidos (dos tercios en manual el restante con cambios DSG), la marca española canceló su producción. De esto hace más de un año, y ha habido que esperar hasta ahora para que el fabricante confirme que llegarán en junio de 2018. ¿Qué fue lo que pasó?

VÍDEO: ¿Se lleva bien el Seat Ateca con la nieve?

Hagamos memoria. En aquella época el motor de 150 CV era el más pequeño de la gama y su combinación con el sistema de tracción delantera, la más asequible del modelo. Precisamente por eso fue la variante que más pedidos acumuló. Pero la marca lo retiró temporalmente de la comercialización. Ahora sabemos que fue un problema de emisiones.

Parece que los ingenieros de Seat consideraron, durante la fase desarrollo, que no era necesario instalar un catalizador selectivo de reducción SCR, siendo suficiente con montar una trampa de NOx. Pero se equivocaron y en los últimos análisis previos a la homologación, con los coches ya en producción, descubrieron que no era suficiente para cumplir con la normativa de emisiones. Eso provocó “un retraso de manera temporal” en la producción debido a “la complejidad que conlleva la incorporación de la tecnología SCR”.

Así propuso la solución Seat

Claro está que la explicación no era suficientes para aquellos que ya habían pedido su Seat Ateca 2.0 TDI 150 CV 4x2, motivo por el que la marca española prometió "una alternativa de igual o mejores características" para sus clientes.

Esto significó ofrecer al mismo precio versiones mejores del modelo. Aquellos que lo habían encargado con cambio manual recibieron el SUV con el mismo motor pero con tracción integral (lo que supuso 2.760 euros por unidad para Seat), mientras que los que habían optado por el DSG, como no había una opción pareja, recibieron el 2.0 TDI 190 CV 4x4 (con un coste unitario extra para el fabricante de 4.720 euros).

Solo falta que la compañía determine cuál será su precio de venta, aunque se espera que cueste una cantidad solo un poco menor de 30.000 euros.

Lecturas recomendadas