Noticia

Estilo de vida

La Ruta del Vino Alemán: tras los pasos de Baco

Susana Viñuela

14/07/2015 - 13:08

Si eres un amante del caldo de Baco, seguramente te interese saber que en Alemania, en la región de Renania Palatinado, se encuentra una de las rutas vinícolas más antiguas del país. Se trata de la Ruta del Vino Alemán, y sus caminos te transportarán al pasado, a la vez que podrás degustar las especilidades enológicas y culinarias de la zona. No te la puedes perder...

La Ruta del Vino Alemán, o 'Deutsche Weinstraße', es la más antigua de todas las rutas vinícolas de Alemania. Está en la zona de Renania Palatinado y fue creada en el año 1935. El mejor momento para recorrerla es en otoño, ya que, además de deleitarte con el especáculo que la naturaleza obra con los viñedos en esa época del año, podrás degustar los vinos locales y festivales de la cosecha.

La Ruta del Vino alemana pasa por multitud de pueblos vinícolas, a los que se llega por sinuosos caminos que atraviesan viñedos. En cada localidad podrás degustar una cata de vino y especialidades gastronómicas de la zona (como el 'Zwiebelkuchen', un pastel de cebolla delicioso). Además, conocerás castillos medievales, casas de madera y abadías que te transportarán al pasado. Las viñas se trajeron al Palatinado en la época romana, y las ruinas de bodegas y tabernas romanas antiguas son recuerdos de ese legado.

La Ruta del Vino Alemana, paso a paso

El punto inicial es Schweigen, cerca de Francia. Aquí está la Deutsches Weintor. Desde ella, te esperarán unos 80 kilómetros de ruta, que pasan, además de además por muchos pueblos pequeños por:

- Schweigen-Rechtenbach: en este punto está la Puerta de la Ruta del Vino ('Deutsches Weintor').

Bad Duerkheim: en septiembre, se celebra el festival de vino más grande del mundo, el 'Wurstmarkt'.

Deidesheim: su ayuntamiento alberga un museo del vino.

Ruta por los antiguos hayedos alemanes: naturaleza eterna

- Neustadt an der Weinstrasse: cuna de la democracia alemana, tienen un interesante Museo del Ferrocarril.

Edenkoben: no te pierdas el trayecto en funicular hasta el Rietcastle.

- Bad Bergzabern: imprescindible visitar su palacio y las termas.

- El final está en Bockenheim, a unos 100 kilómetros al sur de Frankfurt. Te encantará su iglesia Lambertskirche.

Dentro de la ruta, cabe destacar el local 'Dürkheimer Weinfass'. Con un volumen de 1,7 millones de litros, que da cabida a unas 650 personas, es el mayor barril del mundo, convertido hoy en una taberna ofrece catas de vino y especialidades gastronómicas

Un mundo lleno de fiestas

Impresiona el calendario festivo de la Ruta del Vino de Alemania: desde la Fiesta del Almendro en Flor en primavera, pasando por la mayor fiesta del vino del mundo o Dürkheimer Wurstmarkt, o la Fiesta de la Vendimia en Neustadt donde se elige la Reina del Vino, hasta la fiesta de despedida del otoño a finales de octubre en Schweigen-Rechtenbach.

Si vas en coche, ten en cuenta que cada último domingo de agosto, la ruta del vino está cerrada al tráfico y solo está abierta a los senderistas, ciclistas y patinadores.

Lecturas recomendadas

Susana Viñuela

Redactora

Comunicando, que es gerundio.

Buscador de coches