Noticia

Estilo de vida

La ruta de las kasbahs: una semana recorriendo Marruecos

Susana Martín

22/07/2015 - 13:56

Muy cerca de nosotros hay un mundo lleno de secretos e historia. Se trata de la Ruta de las Kasbahs, en Marruecos; una escapada de una semana en coche que te llevará a descubrir estas joyas del arte beréber; imposible que te deje indiferente…

Descubrir Marruecos es vivir una aventura llena de sorpresas, historia y cultura. Las posibilidades son infinitas; hoy queremos proponerte una escapada de una semana en la que recorrer la Ruta de las Kasbahs, unas ciudadelas construidas con adobe y decoradas con motivos geométricos, muy representativas de la cultura beréber. El itinerario que te proponemos, además de estar plagado de ellas, te ayudará a conocer mejor la cultura de nuestros vecinos árabes.

El recorrido se inicia y termina en Ouarzazate, ciudad conocida como 'La Puerta del Desierto' y en la que habitan muchos bereber parlantes. Es uno de los destinos turísticos más importantes de Marruecos.

El circuito de las Kasbahs tendrás que realizarlo con tu propio coche (si tienes un 4x4, genial, aunque no es imprescindible). Ten en cuenta que la calidad de las carreteras en Marruecos no siempre es la mejor del mundo, con lo que se tarda más en realizar los kilómetros. Esta ruta se puede realizar en una semana; planifícate las estancias en cada destino en función de tus preferencias. 

La Ruta de las Kasbah en Marruecos, punto por punto

- El recorrido se iniciará en el mismo Ouarzazate, a la kasbah Taourirt, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco.

- Saliendo de esta ciudad en dirección sudoeste, llegarás a Agdz, de la que destacan su ciudadela y su fortín. Esta villa se sitúa en el valle del río Draa, bordeado por el desierto, que se extiende sobre una estrecha franja de casi 200 kilómetros de largo, hasta la ciudad de M’Hamid.

La Ruta del Champán, en Francia

- En M’Hamid podrás descubrir otras kasbahs, así como algunos 'ksour' (ksar, en singular), pueblos fortificados rodeados por altas murallas.

- Subiendo hacia el norte está N’Kob, que cuenta, ni más ni menos, que con 52 kasbahs y un impresionante palmeral. No en balde se dice que es la ciuydad de Marruecos con más kasbah. Es una ciudad berebere, y ocupa un oasis lleno de palmeras.

- De aquí tendrás que dirigirte al este, donde está Erfoud, capital de los dátiles, con sus calles trazadas en ángulo recto. En dirección oeste (hacia Ouarzazate), te toparás con Tinghir, de la que destaca su imponente kasbah. Tinghir es el punto de partida ideal para visitar las Gargantas del Todra, cuyas impresionantes paredes pueden elevarse hasta unos 300 metros de altitud.

- El siguiente lugar a visitar en la Ruta de las Kasbahs es Boulmane y su kasbah Tizzarouine, punto donde confluyen las gargantas y el valle del Dades, también llamado 'Valle de las 1.000 kasbahs'.

- Si sigues la ruta habrás de pasar por la ciudad fortificada de Kelaât M’Gouna donde el valle toma la denominación de valle de las rosas. Esta localidad es famosa por la fabricación de agua de rosas, un producto de belleza muy de moda, también utilizado como medicamento.

- A algunos kilómetros, Skoura te esperalas kasbahs rodeadas de un extenso palmeral, con más de 700.000 palmeras. Es un importante enclave de verdor y de vida en la árida zona en que se sitúa.

- Por último, al llegar al punto de retorno a Ouarzazate, la kasbah de Ait Ben Haddou, su ksar y sus aldeas contiguas pondrán el broche final a una ruta que jamás olvdarás.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Susana Martín

Susana Martín

Redactora

Adicta a todo lo que vaya sobre ruedas.

Buscador de coches