Skip to main content

Noticia

Roba un coche con la excusa más vieja del mundo

Roba un coche con la excusa más vieja del mundo

¿Cuál es la excusa más vieja del mundo para robar un coche? Entrar a un concesionario, decir que quieres probarlo antes de comprarlo y no volver a aparecer por allí. Tal cual es como un hombre sustrajo un vehículo hace unos días en Figueres (Gerona). Era un usado (no ha trascendido la marca) que los Mossos d´Squadra encontraron poco después aparcado en la puerta de su casa.

Entrar a un concesionario, decir que quieres probar un coche antes de comprarlo y salir pitando es, posiblemente, la excusa más vieja del mundo para robar un coche. Pero, funciona.

Así roban un Dodge Hellcat en 90 segundos

Tanto es así que fue el modus operandi que utilizó hace unos días un ladrón en Figueres (Gerona).

El hombre entró en un centro de venta de vehículos de ocasión, se interesó or varios modelos y tras decidir cuál quería le pidió al vendedor dar una vuelta para comprobar su estado en marcha.

El vendedor aceptó, sacó el coche del concesionario y el ladrón aprovechó el momento en que el momento pasaba del lado del conductor al del copiloto para ponerse al volante y salir de allí a toda velocidad.

Este ladrón no fue tan sofisticado como estos otros...

No fue muy listo, porque cuando los Mossos d`Squadra acudieron a su domicilio (consiguieron identificarle tras visionar imágenes de los sistemas de vídeovigilancia y reunir varios indicios) para pedir su versión de lo sucedido se encontraron el coche aparcado en la misma puerta.

El presunto ladrón es un hombre de 53 años.

Cuando los Mossos iniciaron la investigación tuvieron conocimiento de que se acababa de detener a ese mismo hombre en Roses (Gerona) por conducir otro vehículo sustraído en Francia; también había sido denunciado por conducir con el permiso suspendido judicialmente.

Lecturas recomendadas