Skip to main content

Noticia

Coches autónomos

Rinspeed MetroSnap Concept, autónomo y para todos los usos

Rinspeed MetroSnap Concept
El Rinspeed MetroSnap Concept es el último prototipo de la marca, y es autónomo, eléctrico y presenta la capacidad de cambiar la cápsula que equipa sobre la base para que su habitáculo sea capaz de ofrecer muy diferentes posibilidades.

¿Os imagináis un coche que pueda sustituir su habitáculo de una forma rápida y sencilla para ofrecer diferentes usos? Pues así es precisamente el Rinspeed MetroSnap Concept, un nuevo prototipo que tiene en la modularidad su principal característica de interés, que no la única.

Rinspeed MetroSnap Concept
El intercambio de las cápsulas del Rinspeed MetroSnap Concept se lleva a cabo de una forma rápida y sencilla.

Este nuevo prototipo se basa en chasis tipo monopatín sobre el que se acoplan las diferentes cápsulas, que son las que marcarán el carácter del vehículo en cada momento. Las hay desde las destinadas al transporte de mercancías hasta las que están preparadas para transportar personas. Incluso existe la posibilidad de convertir al MetroSnap Concept en una tienda portátil de lo que sea menester.

Otro de los puntos más interesantes del Rinspeed MetroSnap Concept es que se impulsa a través de un motor totalmente eléctrico, algo especialmente interesante ahora que cada vez tenemos más restricciones a la circulación en las grandes ciudades. También resulta importante de cara a la cada vez más extendida utilización del e-commerce y de las entregas de último kilómetro que derivan de esta práctica.

Rinspeed MetroSnap Concept
La autonomía del Rinspeed MetroSnap Concept es de 130 kilómetros

La potencia del motor eléctrico del Rinspeed MetroSnap Concept no se ha declarado, pero sí sabemos que se puede desplazar hasta una velocidad de 85 km/h. La batería que alimenta el propulsor es de 12,2 kWh, y es la responsable de asegurar una autonomía que, como máximo, es de 130 km. Lo curioso de la batería es que va integrada en la cápsula, de tal forma que cada una tiene la suya propia. Así, el propio cambio de una de ellas significará que recuperamos automáticamente la autonomía... siempre y cuando la hayamos cargado antes, claro.

El prototipo es además autónomo. Para ello se sirve de un rosario de radares y sensores, además de unos sistemas de dirección y frenado que aparecen por triplicado, lo que evitará posibles problemas en el caso de que alguno sufra una avería.

Más:

prototipos

Y además