Skip to main content

Noticia

Renting

Renting o leasing, ¿qué interesa más para 2021?

comprar coche renting

Si estás pensando adquirir un coche, pero eres de los (muchos) que prefieren no tenerlo en propiedad, se abren ante ti dos opciones: renting o leasing

Hay quien considera que ambos términos son sinónimos o que la única diferencia es que a la segunda fórmula solo pueden optar las empresas. No es así. Si sigues leyendo te contamos en qué cosiste cada una, cuáles son sus diferencias y, sobre todo, cuál te interesa más si has decidido estrenar coche en 2021.

Renting, cuotas más altas pero más completas

El renting es un alquiler a medio y largo plazo en el que una empresa, propietaria del vehículo, lo alquila  a cambio de una mensualidad. Esta cuota mensual incluye buena parte de los gastos derivados del uso del vehículo, esto es, impuestos, mantenimiento, averías, asistencia en carretera… Pero no supone que el conductor llegue a ser en ningún momento propietario del vehículo.

Las 5 mejores ofertas de renting del momento

En el contrato de renting de un coche, el seguro puede estar incluido o no, según decida el arrendatario (o sea tú); lo mismo que el cambio de neumáticos. Si optas por contratar el seguro por tu cuenta, debes saber que lo normal es que solo admitan pólizas a todo riesgo; incluso es habitual que rechacen aquellas que tienen franquicia. Los gastos de combustible y las multas sí corren por cuenta del conductor.

A nivel fiscal, el renting solo permite deducir el importe de la cuota relativa al arrendamiento.

Leasing, con posibilidad de compra al finalizar el contrato

El leasing también es un alquiler a medio o largo plazo. Dos son las diferencias fundamentales con respecto al renting. 

  • La primera, que en el pago mensual solo se incluye la financiación, impuestos y amortización; y eres tú, como nuevo responsable del vehículo, quien asume el resto de gastos. Esta es la razón por la que, por norma general, las cuotas mensuales son más bajas que las de renting.
  • La segunda viene fijada por una de las cláusulas del contrato y es que siempre tiene que haber opción a compra. Es decir, superado el período fijado en el contrato (que debe ser de un mínimo de 24 meses), el arrendatario debe decidir si lo devuelve o pasa a ser su propietario.

Comprar coche por leasing, cinco ventajas y un inconveniente

Para pequeñas y grandes empresas y autónomos, el leasing tiene una ventaja añadida: la posibilidad de deducir fiscalmente todas las cuotas mensuales. 

Un dato importante: aunque hasta hace relativamente poco tiempo, el leasing era una fórmula de financiación reservada a empresas y autónomos, a día de hoy, es posible encontrar empresas que ofrecen leasing para particulares.

Renting o leasing, ¿qué interesa más para 2021?

Enumeradas las claves de ambas fórmulas, decidir cuál es la opción más interesante para 2021 depende de las necesidades de cada conductor.

Si no descartas la opción de comprar una vez finalizado el contrato de alquiler, debes optar por el leasing. Pero si eres de l@s que gustan de estrenar coche cada cierto tiempo, tu opción es el renting.

Otra de las claves que puede inclinar la balanza a uno u otro lado es tu presupuesto. Como ya hemos explicado, las cuotas de leasing suelen ser más asequibles, pero no incluyen los gastos de mantenimiento, averías... que tendrás que abonar por tu cuenta. 

Y además