Skip to main content

Noticia

Renault Kangoo, ¿qué motor interesa más?

Renault Kangoo
¿Diésel… o eléctrico?

El Renault Kangoo es uno de esos modelos eternos que llevan toda la vida con nosotros y que han vendido cientos de miles de unidades, una de las furgonetas ligeras más populares del mercado. Si tiene un negocio, o si simplemente necesitas un vehículo espacioso y te convence más este formato que el de los monovolúmenes, es posible que te hayas planteado su compra, pero, ¿cuál de los motores con los que está disponible interesa más?

VÍDEO: Cinco furgonetas más lujosas que un Rolls-Royce

Claramente comercial

Renault tiene claro el tipo de perfil de cliente que va a comprar un Kangoo: seguramente una empresa o un trabajador que va a hacer con él una cantidad ingente de kilómetros, por lo que, además de buscar ofrecer el mayor confort posible en el habitáculo, se hace necesario ofrecer motores fiables y de consumo reducido.

A día de hoy, aunque el mundo se empeñe en criminalizarlo, eso sigue significando optar por el diésel, que es el único combustible con el que está disponible. La gama de bloques no es excesivamente amplia, pero está dentro de los parámetros de los motores más vendidos en este tipo de vehículos.

Los tres peores rivales del Renault Kangoo

En realidad se trata de tres versiones distintas del mismo propulsor, un 1.5 tetracilíndrico:

  • dCi 75 CV y 200 Nm, con caja de cambios manual de cinco velocidades, homologa un consumo mixto de 4,7 l/100 km, urbano de 5,2 y extraurbano de 4,5, emite 123 g/km de CO2, acelera de 0 a 100 km/h en 16,2 segundos y alcanza los 150 km/h de punta
  • dCi 90 CV y 220 Nm, con caja de cambios manual de cinco velocidades, gasta 4,7 l/100 km en ciclo mixto, 5,2 en urbano y 4,5 en extraurbano, emite 123 g/km de CO2, pasa de 0 a 100 km/h en 13,3 segundos y alcanza 160 km/h de punta
  • dCi de 110 CV y 260 Nm, con transmisión manual de seis velocidades, homologa un consumo mixto de 4,5 l/100 km, urbano de 4,9 y extraurbano de 4,3, emite 119 g/km de CO2, acelera de 0 a 100 km/h en 12,3 segundos y alcanza los 160 km/h de máxima

Entre los tres, aunque sea más caro, la mejor opción es el de 110 CV ya que la mayor potencia le permite moverse con más soltura (lo que será un alivio cuando se lleve carga encima) y el hecho de disponer de CV extra le permite ir más desahogado y ofrecer (al menos sobre el papel) unas mejores cifras de eficiencia.

Sin embargo, tal y como está el panorama actual, ¿por qué no decantarse por su versión eléctrica?

Renault Kangoo Z.E

Y es que sobre todo para aquellos que vayan a hacer tareas de reparto en el centro de una ciudad como Madrid, decantarse por la versión de cero emisiones tiene bastantes ventajas: sin restricción de acceso, aparcamiento libre… Eso sí, se trata de una variante menos potente, de solo 60 CV, aunque el empuje de su naturaleza eléctrica lo compensa. La otra pega es que su autonomía es escasa comparada con los modelos turismo que hay en el mercado: menos de 200 kilómetros por carga en un uso real.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además