Noticia

Tecnología

Los objetos de la ciudad hablarán entre ellos en el futuro

Los objetos de la ciudad hablarán entre ellos en el futuro

Antonio López

10/22/2015 - 10:50

Jonathan Reichental, director informático de Palo Alto, es el encargado de evitar las incomodidades que existen en la vida cotidiana en una gran ciudad a través de la racionalización que la tecnología puede aportar. Reichental apuesta por las ciudades conectadas como la solución del futuro.

Cualquier persona que vive en una gran ciudad se ha visto involucrada en un atasco, justo, el día que más prisa tiene. Esto provoca una impotencia absoluta en las personas, por lo que puede provocar un estado de ira irracional y desbocada. Jonathan Reichental, es el director informático de Palo Alto, en California, una urbe al norte de Silicon Valley que cuenta entre sus vecinos con varios de los más ilustres emprendedores tecnológicos del mundo como Mark Zuckerberg, Larry Page, Tim Cook o Jerry Yang, entre otros. Su trabajo consiste en evitar el tráfico mediante el uso de la tecnología.


Jonathan Reichental es doctor en Sistemas de la Información, y es reconocido como uno de los mayores expertos en ciudades inteligentes de Estados Unidos. En cierta forma, puede decirse que su trabajo consiste en que los jefes de Facebook, Google, Yahoo! y otras personalidades no se vean atrapadas en atascos cuando viajan desde sus casas hasta la oficina, o viceversa. Reichental asegura que el problema que existe ahora mismo es que estamos abordando los problemas que existen en el siglo XXI, con soluciones del siglo del que salimos hace ya 15 años. Esto, no pasa por falta de recursos tecnológicos, sino por falta de voluntad política y concienciación social. 

No te pierdas: Madrid registró un atasco de 371 km y 14 horas

Para evitar los atascos de las grandes ciudades, según Reichental, urge implementar nuevos sistemas, ya que a día de hoy más del 50% de la población mundial vive en grandes ciudades, y el número de personas que viven en las ciudades aumentará en el futuro. 

Se necesitan urbes conectadas, con edificios y estructuras inteligentes que sean capaces de manejar grandes cantidades de datos, pero para ello, “es necesario que todos colaboremos en este cambio”, dice Reichental. “En un futuro todos los objetos de las ciudades estarán conectados entre ellos, comunicándose unos con otros” de esta manera se acabarán los embotellamientos, y los pesados atascos. De lo contrario, la impotencia y los ataques de ira continuarán siendo el día a día de las grandes ciudades del mundo. 

Fuente: El País

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Antonio López

Antonio López

Colaborador

Colaborador de Tecnología y Estilo de Vida en Autobild.es

Buscador de coches