Skip to main content

Noticia

Motor

La razón por la que no debes cambiar la silla de coche por un alzador aunque la Ley lo permita

Por qué no debes cambiar silla por alzador

La Ley permite que los niños utilicen una silla sin respaldo como método de sujeción cuando superan los 15 kilos de peso. Los expertos no están nada de acuerdo y es que son muchos lo estudios que avalan que cambiar la silla de coche por un alzador no es nada recomendable.

La DGT advierte: nunca lleves así a un niño en el coche

En esta ocasión es la organización de consumidores OCU la que alerta de que, a pesar de estar autorizados y homologados, los alzadores de coche no ofrecen protección suficiente para los pequeños. "Cuando el niño crece y supera el rango de altura o peso para el que se ha diseñado la silla, debe adquirirse otra adaptada a sus nuevas dimensiones", explica la organización. Los expertos en seguridad vial de la OCU desaconsejan que, en ese proceso de cambio, se opte por un alzador ya que,  en caso de que se produzca un impacto lateral, no garantiza una protección suficiente.

Sillas de coche

Las sillas no siempre son más caras

Dos son los motivos por los que los papás y mamás valoran el cambio de la silla por un alzador: comodidad y precio.

Si bien es cierto que los alzadores son más sencillos de instalar que la silla, también lo es que sus ocupantes viajan más cómodos en una silla con respaldo, especialmente en trayectos largos en los que suelen dormir. La protección lateral de una silla completa les sirve, además, de soporte para esas cabezadas, al mismo tiempo que regula y fija el tramo transversal del cinturón de seguridad con lo que evita que este les roce o incomode.

Silla de coche Cybex Gold

En cuanto al tema económico, aunque es cierto que los elevadores son más económicos hay que tener en cuenta que sustituyen a las sillas del grupo 2/3 que son las más asequibles. Desde la OCU recuerdan que hay sillas para niños de más de cuatro años desde 90 euros; son baratas y siempre resultan más seguras que un alzador.

Y además