Skip to main content

Noticia

Motor

Así quieren que nos movamos en coche tras el COVID-19: máximo a 50 km/h en ciudad

Proponen bajar la velocidad máxima a 50 km/h tras confinamiento

De momento, España sigue confinada. Pero los números bajan, la curva por fin se aplana, y el Gobierno tiene un plan de desescalada que se aplicará de forma desigual, pero en cuatro fases. Se acumulan las dudas sobre cómo será nueva normalidad. Expertos en seguridad vial plantean cómo será la movilidad post-coronavirus y proponen limitar la velocidad máxima a 50 km/h.

Pons Seguridad Vial, consultora especializada en materia de movilidad, ha realizado una batería de cinco propuestas dirigidas a reordenar el uso de las infraestructuras, vías y vehículos desde un punto de vista normativo. El objetivo de estas recomendaciones es que "las administraciones públicas puedan gestionar con seguridad y eficacia la movilidad durante la fase de desescalada en nuestro país y sienten las bases de la Movilidad Responsable del futuro". 

VÍDEO: Así va a ser comprar un coche en los concesionarios tras el confinamiento 

En los últimos días, el Gobierno ha empezado a aconsejar el uso del vehículo privado para los desplazamientos. Se espera también que como consecuencia de la normativa sanitaria, el transporte público no pueda asumir todo el volumen de pasajeros al que tradicionalmente hacía frente. Es por eso que los expertos prevén un incremento sustancial de los desplazamientos en vehículos de dos ruedas como motocicletas, ciclomotores, bicicletas y patinetes en las vías públicas. 

"Ante este previsible aumento de la movilidad en dos ruedas, Pons Seguridad Vial propone la adopción de las siguientes medidas con el objetivo el poder recuperar la actividad económica y social habitual garantizando la seguridad vial, la movilidad digna y la salud de todos los ciudadanos":

  • Limitar a 50 km/h la velocidad de circulación de las rondas urbanas y de los trayectos de acceso entre rondas interurbanas y rondas urbanas. 
    Este hecho garantizaría la protección de los vehículos de dos ruedas más vulnerables en este tipo de vías (motociclistas de vehículo de 125 cc), además del resto de motociclistas. Una velocidad media más baja reduce los riesgos de colisión y, por otra parte, en trayectos internos tan cortos como estos, incluso la velocidad media de desplazamiento podría ser superior ya que una colisión grave hace descender los tiempos medios de desplazamiento del día.
  • Habilitar los arcenes para la circulación limitada a 30 km/h para bicicletas y ciclomotores. Se trata de los usuarios más vulnerables que, o bien no pueden legalmente acceder aún por estas vías, o al hacerlo a altas velocidades los riesgos son muy altos. Todos ellos suponen una solución muy interesante para afrontar el transporte privado que viene del transporte público, pero es preciso facilitar su acceso garantizando su seguridad.
  • Habilitar carriles 30 km/h en grandes ejes interiores de la ciudad para bicicletas y ciclomotores. "El vehículo de dos ruedas se convertirá en prioritario en los desplazamientos medianos (alrededor de los 5 km/h); es preciso habilitar que sean seguros", defienden.
  • Duplicar los espacios de estacionamiento para patinetes, bicicletas y motocicletas.

Coches eléctricos y motos, grandes triunfadores tras el COVID-19

Tras el COVID-19 “habrá una vuelta progresiva al transporte público porque tampoco hay mucha alternativa, pero en la vuelta al al transporte privado, sí veremos mucho crecimiento de las dos ruedas como vehículo de movilidad personal”, apuntan desde la consultora.

moto electrica ciudad urbano movilidad futuro

En concreto, los expertos en movilidad señalan directamente a la motocicleta y la bici en las grandes ciudades. “Con algo de política pública por parte de los gobiernos locales, creo que puede ser una etapa en la que pasaremos de las cuatro a las dos ruedas y el motor eléctrico por la restricción del vehículo de cuatro ruedas”, declara a Invertia Ledesma. De hecho, “ya estaba creciendo un 10% el año pasado y probablemente aumentará más”.

También ven un "horizonte dorado" para la movilidad responsable y sostenible con los vehículos eléctricos como vencedores. "Vamos a valorar muchas más cosas que antes no hacíamos, como la atmósfera limpia”, aseguran y con estudios que afirman que los coches eléctricos son hasta tres veces más limpios que los de combustión, la balanza se podría inclinar a su favor.

Y además